_
_
_
_
_
Divisas

Telefónica se ahorra 3.500 millones con coberturas

Las explicaciones y cifras sobre la gestión de riesgos de tipo de cambio y las coberturas que se adoptan como protección abarcan unas 20 páginas en cualquier informe general de Telefónica que haga referencia al tema. Con presencia en 40 países y con 85 millones de clientes en cuatro continentes, la exposición de Telefónica a distintas divisas es la más elevada de la escena empresarial española; cualquier vaivén tiene un impacto directo en los resultados. Con este panorama, no es extraño que la operadora dedique ingentes recursos a cubrir los riesgos. Y lo cierto es que da sus frutos.

En plena tormenta monetaria de las divisas latinoamericanas y del dólar, Telefónica logró ahorrarse 3.500 millones de euros gracias a las coberturas. Estos ahorros se han obtenido vía reducción de deuda y a ellos habría que sumar los que se derivan de los pagos en efectivo realizados en los países latinoamericanos -inversiones, salarios, impuestos, etc.-, aunque estos últimos ya no son consecuencia de coberturas.

La mayor parte de los ahorros se logró en 2002, cuando el desplome mostró su mayor virulencia, pero 500 millones corresponden a los seis primeros meses de este año. Los orígenes del menor pasivo están más equilibrados. Unos 1.600 millones proceden de la caída de las divisas de América Latina y los 1.900 millones restantes corresponden al dólar.

La estrategia de protecciones de Telefónica es de gran complejidad, pero en general los financieros prefieren lo que denominan coberturas naturales: ante un escenario bajista de divisas, intentar endeudarse en moneda local. En cuanto el tipo de cambio baja, la deuda expresada en euros se reduce en igual proporción.

Más baratas

En las preferencias de Telefónica por las coberturas naturales juega un papel determinante el precio. Son mucho más baratas. Pero no siempre son posibles, y otras veces el escenario cambiario exige mayores protecciones. La propia compañía reconoce que no todos los países donde opera cuenta con 'mercados de capitales desarrollados ni con liquidez bancaria suficiente', así que resulta imposible obtener financiación a largo plazo y en cantidades suficientes en monedas locales.

Aquí es donde entran en juego las coberturas no naturales. Al existir limitaciones, una parte -sustancial en algunos casos- de la deuda en moneda local y en dólares se ha construido sintéticamente, es decir, se han utilizado derivados de divisa para traducir a la moneda elegida el endeudamiento inicialmente contraído en otra.

Las protecciones no se quedan ahí. Telefónica es contraria a la cobertura a corto plazo y de forma permanente del riesgo moneda de los países latinoamericanos, ya que los altos tipos de interés de la zona disparan el precio. Sin embargo, la operadora vigila minuto a minuto tres variables para ella determinantes: las expectativas de los analistas, el deterioro de la situación macroeconómica y la oscilación de los mercados financieros. Todo ello, con el objetivo de detectar incrementos en el riesgo de devaluación. Y en caso de que lo haga, no duda en contratar coberturas que protejan tanto la deuda como los resultados.

En total, y según las últimas cifras, Telefónica cuenta con un volumen de productos derivados contratados para cubrir el riesgo de tipo de cambio de 16.097 millones.

La operadora cumple por primera vez las previsiones de resultados

César Alierta, presidente de Telefónica, podrá presentarse hoy con la satisfacción de comunicar a los analistas en la macrorreunión anual que va por el buen camino y que está cumpliendo las previsiones anunciadas para este año. Y será una satisfacción porque es la primera vez que lo hace. La operadora ha ofrecido previsiones en tres ocasiones y en las dos primeras -las que dio en las conferencias de Brasil y Sevilla- las incumplió.El actual cumplimiento, sin embargo, tiene matices. Telefónica se ha cubierto las espaldas y ha realizado las previsiones a tipos de cambio constantes y sin variaciones en el perímetro de consolidación. De esta manera, una caída de los ingresos real del 7,3% en el primer semestre se convierte en una subida del 5,2%, con lo que cumple lo prometido -elevar la facturación en 2003 entre un 5% y un 8%-. Lo mismo sucede con el Ebitda y con el resultado de explotación.Para la reunión que comienza hoy, los analistas esperan que Telefónica haga públicas unas nuevas previsiones para 2004, ya que consideran que las de Sevilla -que se prolongaban hasta 2005- quedaron invalidadas cuando la operadora las rectificó con nuevas cifras para 2003.Alierta se presentará por primera vez sin el escudo de su ex consejero delegado Fernando Abril, y los expertos consideran que la compañía necesita buenas noticias para subir en Bolsa. Una de ellas es el aumento del dividendo. Telefónica anunció en verano una retribución mínima a tres años de 0,4 euros por acción, pero los analistas consideran que la firma tiene mucho más cash-flow libre disponible para pagar a sus socios, porque su estrategia de crecimiento no lo va a requerir.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_