Coyuntura

El paro en Alemania cayó en 14.000 personas en septiembre contra todo pronóstico

El desempleo cayó en Alemania en septiembre en 14.000 personas, contra todo pronóstico, dado que los expertos esperaban que aumentara ligeramente. Así, la tasa, según datos estacionalizados, cayó al 10,5% desde el 10,6%. El total de desocupados ascendió ese mes a 4,392 millones. Por zonas, en el oeste del país, el índice se situó en el 8,1% y en el este en el 17,8%.

El dato, hecho público hoy por la Oficina Federal de Empleo, supondrá un refuerzo para la gestión del canciller Gerhard Schröder, en su lucha contra quienes critican su polémica reforma del estado de bienestar, destinada a reanimar una economía en recesión.

Tras conocer estos datos, Thorsten Polleit de Barclays Capital ha asegurado que son "positivos, pero no suponen un cambio de tendencia". El analista ha augurado que "asistiremos a continuadas subidas (del paro) en invierno. Las reformas laborales de Hartz no han redundado en una creación de empleo. Sencillamente se traducen por una colocación más rápida. No descartamos, a final de año, un aumento del paro por encima de los cinco millones¢.

Los datos de empleo reflejan, no obstante, una caída continuada del desempleo desde julio, a la que el responsable de la citada Oficina Federal, Florian Gerster, agrega un matiz. æpermil;ste alerta de que es improbable que se produzca una clara mejora en el mercado de trabajo hasta mediados de 2004.

Por otro lado, hoy, la Oficina Federal de Estadística alemana ha publicado que el Índice de Precios de Consumo (IPC) en Alemania disminuyó en septiembre un 0,1%, lo que situó el índice interanual en el 1,1%. Según el cálculo de esta entidad, los precios de los productos derivados del petróleo apenas influyeron, en esta ocasión, en la tasa de inflación, pues excluidos estos productos el índice interanual hubiera aumentado un 1,2%.

Fuerte reducción de las exportaciones en agosto

El volumen exportador alemán se redujo en agosto un 4,2% respecto de ese mes de 2002, sumando un total de 49.700 millones, según datos publicados hoy por la Oficina Federal de Estadística. Con respecto a julio, las exportaciones aumentaron, en cambio, un 1,1%. La comparación anual desde el mes anterior, julio, fue positiva al aumentar las exportaciones un 5,4%, respecto de ese mes de 2002.

Las importaciones se redujeron un 4,7% respecto a agosto de 2002 y sumaron un total de 39.300 millones, con lo que la balanza comercial arrojó un superávit de 10.400 millones, tras 10.700 millones en agosto de 2002. La balanza por cuenta corriente cerró con un superávit de 2.300 millones, 1.000 menos que en agosto de 2002.

Las exportaciones a los socios de la UE se redujeron respecto al año pasado un 3,8%, hasta un volumen de 26.300 millones y las importaciones bajaron un 2,9%, hasta 21.500 millones. A países fuera de la Unión, se exportaron mercancías por valor de 23.400 millones, un 4,6% menos que en agosto de 2002, y desde ellos se importaron productos por un total de 17.800 millones, un 6,8% menos que hace un año.