Comercio exterior

Gamesa prepara el desembarco de la energía limpia en el país del carbón

Polonia confiará a una empresa española la introducción de las energías limpias en un país que figura entre los primeros productores mundiales de carbón y que dispone de importantes reservas de lignito.

Sin embargo, Polonia es también uno de los principales países de Europa en potencial eólico y las autoridades de Varsovia están obligadas a acometer un importante programa de modernización de sus sistemas de generación y distribución de energía, para adaptarse a las normativas medioambientales de la UE, donde ingresará como miembro de pleno derecho el próximo mes de mayo.

Unas circunstancias que han llevado al grupo vasco Gamesa, tercer fabricante mundial de aerogeneradores, a presentar al Gobierno de este país centroeuropeo un ambicioso proyecto cuya ejecución convertiría a Polonia en el país más avanzado de Europa del Este en producción de energía eólica.

GAMESA 16,98 -4,42%

La oferta presentada por Gamesa al Gobierno polaco incluye la instalación de parques eólicos y un plan industrial para abrir tres plantas para la fabricación de aerogeneradores con destino tanto al mercado interior como a la exportación a otros países europeos, dada la situación estratégica de Polonia, en el centro geográfico de Europa.

La inversión estimada es de 800 millones de euros, 'financiados por un consorcio español', según explicó el director general de Gamesa Eólica, Juan Ramón Jiménez, y permitirá la creación de más de mil empleos directos.

La magnitud de estas cifras son uno de los principales atractivos del proyecto y el propio presidente de Polonia, Aleksander Kwasniewski, transmitió personalmente al citado Juan Ramón Jiménez 'todo el apoyo' de su Gobierno durante el encuentro que mantuvo el pasado lunes con empresarios españoles en la sede de la CEOE en Madrid.

El principal escollo en las negociaciones se deriva de la necesidad de culminar el proceso de reestructuración de la minería del carbón con el mínimo de conflictividad, aunque tanto Aleksander Kwasniewski como su ministro del Tesoro, Piotr Czyzewski, confirmaron el respaldo al proyecto de Gamesa.

Al margen de este proyecto, el presidente de la República y el ministro del Tesoro insistieron, el martes en la CEOE y el miércoles en la sede de las cámaras de comercio, en el reto que para su país supone el aprovechamiento de los fondos estructurales de la UE. Un aspecto en el que las empresas españolas pueden aprovechar la oportunidad que abre el acuerdo firmado el 24 de septiembre por los ministros de Fomento español, Francisco Álvarez-Cascos, y polaco, Marek Pol, por el que España actuará como asesora de Polonia en la tramitación y gestión de los fondos estructurales de Bruselas.

Ambos mandatarios recordaron que el Parlamento polaco debate actualmente un proyecto de ley sobre financiación de empresas que prevé ayudas económicas a las empresas polacas y extranjeras que inviertan en el país y creen al menos 500 puestos de trabajo.

Más de 10.000 millones anuales y 3.000 empresas

Incentivos en medio ambiente. El Gobierno polaco estima que el país necesitará una inversión anual de 10.000 a 12.000 millones anuales para crecer a tasas cercanas al 5%, lo que 'no se puede conseguir sin capitales extranjeros'. El presidente Kwasniewski está impulsando reformas legales y fiscales para incentivar inversiones especialmente en sectores de infraestructuras, telecomunicaciones, nuevas tecnologías y medio ambiente. En Polonia quedan también cerca de 3.000 empresas pendientes de privatizar, especialmente en siderurgia, carbón, electricidad, química y farmacia.