Energía

Gas Natural ultima la toma de control de dos empresas brasileñas participadas por Enron

Gas Natural negocia la adquisición de las participaciones del grupo Enron en las distribuidoras de la zona brasileña de Río de Janeiro Ceg y Ceg Río, donde coinciden los dos grupos. El negocio del conglomerado energético norteamericano en Brasil no está adscrito al proceso de quiebra abierto y la propiedad de las participaciones está en manos de un grupo de bancos.

La compañía que preside Antoni Brufau realiza las negociaciones en exclusiva y sólo falta por fijar el precio de los activos. De esta forma, prevé comprar el 25% de las acciones que Enron tiene en Ceg, lo que supondría pasar del 28,7% actual al 53,7%, y el 35% que Enron mantiene en Ceg Río, operación que permitiría aumentar el 38,2%, hasta el 73,26%. Gas Natural ya identificó estas dos distribuidoras como estratégicas en 2001. Posteriormente intercambió activos con Iberdrola, por el que Gas Natural adquirió las participaciones del grupo vasco a cambio de negocios en México.

Gas Natural es el socio tecnológico de las dos distribuidoras desde su privatización en 1997. Otros accionistas de Ceg son BN Despar (34%) y Pluspetrol (2,25%). Petrobras controla el 25% de Ceg Río a través de BR Distribuidora, mientras que la sociedad Pluspetrol cuenta con el resto del capital. Gas Natural, que está presente en una tercera sociedad en la región de São Paulo, es el mayor operador de distribución de gas con 620.000 clientes, un 60% del total del país.

NATURGY 27,61 -1,25%

La compañía prevé superar los 900.000 clientes en 2007. Las ventas de gas aumentaron un 31% el año pasado, debido al aumento del consumo de gas para la generación eléctrica y para automoción.

El grupo gasístico español también está presente en Argentina, Colombia y México, convirtiéndose en el primer distribuidor de Latinoamérica, con más de cuatro millones de clientes. Además, la compañía firmó en junio pasado su entrada en Puerto Rico, precisamente de la mano de Enron. En este caso adquirió la participación del 50% que contaba esta última en la sociedad Ecoeléctrica, por 175 millones de dólares. Ecoeléctrica gestiona una planta de ciclo combinado de 540 megavatios y una regasificadora en el sur de la isla. El acuerdo suscrito incluye un contrato para ampliar la red de tuberías, que permitiría optimizar el negocio de transporte de gas natural licuado en el Atlántico.