Bolsa de Madrid

La subida del Ibex pone fin a la peor racha en un año

El Ibex ha hecho un alto en el camino. Después de ocho descensos consecutivos, la peor racha en 12 meses, el índice más representativo de la Bolsa estrenó octubre con un alza del 0,71% y un negocio aceptable (1,937,21 millones). La mejora se produce con unos datos económicos que lejos de ser rotundamente buenos han servido de alivio para los inversores.

La atención de los mercados sigue centrada en la evolución de las divisas. El billete verde se intercambiaba por 1,1720 unidades euro, el precio más bajo desde finales de mayo y el yen a 110,71. Los operadores insisten en que las intervenciones del Banco de Japón comprando dólares y vendiendo yenes son constantes. Ayer se rumoreó que el Banco Central Europeo le ayudó durante la mañana, aunque la autoridad monetaria europea no comentó nada al respecto.

Los diferentes indicadores económicos divulgados fueron clave en el comportamiento de las divisas y, por derivación, de las Bolsas. El día amaneció con la subida de la Bolsa de Tokio, gracias a la influenciada favorable del índice de confianza Tankan de las grandes empresas de manufacturas de Japón que pasa de -5 en el segundo trimestre a 1 en el tercero. æpermil;sta es la primera vez que este indicador pasa a terreno positivo desde que en diciembre de 2000 marcó 10.

Esta referencia fue tomada como otra prueba más por los operadores de la recuperación económica japonesa y presionará al yen, a pesar de las intervenciones de su banco central. No obstante, el índice de empresas no manufactureras ha quedado en -13, invariable respecto al anterior. El Gobierno japonés espera que en el próximo dato el indicador marque 3 para manufacturas y -8 para las no manufactureras.

En Europa defraudaron las ventas al por menor en Alemania del mes de agosto al bajar un 0,2% y un 4,9% en tasa interanual. El dato es mucho peor de lo que esperaban los analistas. En Francia la confianza de los consumidores quedó en cero.

En EE UU, el índice ISM (antiguo NAPM) de manufacturas bajó de 54,7 a 53,7 en septiembre. Un dato, en principio, sin importancia, pero los operadores temían que pudiera salir mucho más abajo tras la fuerte caída del indicador de Chicago del martes y no sólo tranquilizó los ánimos sino que provocó un rebote al alza en todos los mercados. Los expertos señalan que estar por encima de 50 tiene una lectura de expansión.

El índice de nuevos pedidos mantiene la mejora de referencias anteriores y sube desde 59,6 a 60,4. El de producción baja de 60,4 a 57,3. El de precios sube de 53 a 56. Lo peor el indicador de empleo que baja de 45,9 a 45,7.

PERSPECTIVAS PARA LA BOLSA EN EL æscaron;LTIMO TRIMESTRE

Ramón Carrasco, Beta Capital MP. El dólar tiene que recuperar posiciones

Volvemos a ser optimistas con los mercados después de las caídas que se han producido en las últimas sesiones. Las valoraciones, en el caso del Ibex, estaban muy ajustadas al situarse a principios de mes por encima del 7.000.

Las Bolsas se encuentran en un momento de consolidación de niveles. Se están depurando las subidas que se han mantenido desde marzo, que han reportado importantes plusvalías a los inversores.

El único factor que puede aguar las expectativas es el dólar. La caída que está teniendo es muy negativa para las Bolsas porque implicaría que los resultados futuros serían negativos. Pensamos que la situación actual es insostenible y que se tiene que producir una mejora.

Cristina Dávila, Sabadell BP. No se alcanzarán los últimos máximos

Las Bolsas llegaron a principios de septiembre a unos niveles que no podían sostenerse desde el punto de vista fundamental.

Por ello, las últimas correcciones no nos han sorprendido y seguimos con una visión cauta para los próximos meses.

La atención en este momento está centrada en los resultados empresariales que comenzarán a hacerse públicos en Estados Unidos durante las primeras semanas de mes. Pero lo realmente importante será conocer las previsiones que hagan las compañías, ya que va a ser el mayor catalizador para las Bolsas.

El final de año puede favorecer una subida de los mercados, como históricamente ha sucedido. Pero no pensamos que se alcancen los máximos registrados en los últimos días.

Mercedes Camacho, Safei. El Ibex se acomodará entre 7.400 y 7.500 puntos

Los fundamentales no han cambiado. No ha habido ningún dato macroeconómico que haya modificado las perspectivas de recuperación que hemos visto en los últimos meses. En este contexto, creemos que EE UU va a seguir creciendo al mismo ritmo y que Europa irá más lento. En Japón comienzan a apreciarse mejoras en la confianza empresarial.

Todo esto propiciaría una subida en las Bolsas, pero está ensombrecida por el debilitamiento del dólar. Esto puede complicar un poco las cosas, aunque los niveles a los que han retrocedido vuelven a ser atractivos.

Seguimos apostando por la renta variable y pensamos que el Ibex podría moverse en el rango de 7.400 y 7.500 puntos de aquí hasta finales de año.