Cuentas

El Gobierno mantiene el equilibrio en el Presupuesto para reactivar la economía

A siete meses vista de las elecciones generales de marzo, el Gobierno ha optado por diseñar unos Presupuestos Generales del Estado para 2004 sin asumir riesgos, en la línea de lo ya programado en ejercicios precedentes. Los últimos Presupuestos de la era Aznar, aprobados ayer en Consejo de Ministros y remitidos a las Cortes, no ofrecen ninguna sorpresa. Su puntal principal sigue siendo el equilibrio fiscal, que se conseguiría por cuarto año consecutivo.

El equilibrio entre ingresos y gastos de todas las Administraciones públicas (que no del Estado central, cuya previsión es que tenga un déficit del 0,4% del PIB, compensado con un superávit de la Seguridad Social de igual cuantía) servirá, a juicio, del ministro Montoro, para reactivar la economía en 2004.

'Los Presupuestos no son la consecuencia sino la causa del crecimiento económico, y el déficit cero, su mejor arma', indicó ayer el titular de Hacienda, en clara referencia a países como Francia y Alemania, que rozan la recesión económica 'por haber descuidado su rigor fiscal'.

Montoro prevé que la economía española sea capaz de acelerar su crecimiento, desde el 2,3% actual (segundo trimestre) al 3% de media en 2004, frente a una zona euro, cuyo PIB apenas rebasa ahora el 0,5%. Precisamente este diferencial de crecimiento a favor de España, en una coyuntura internacional adversa es una novedad en la historia económica del país, acostumbrado a la atonía cuando el resto de países entran en crisis. No obstante, los principales servicios de estudio estiman algo optimista la previsión del Gobierno de crecimiento del PIB y la rebajan al entorno del 2,6%.

Con todo, el Ejecutivo prevé que se vuelvan a crear el próximo año cerca de 300.000 empleos, aunque la tasa de paro será muy difícil que se reduzca por debajo del 11%, debido al incremento constante de la población activa, fruto del aumento de cotizantes a la Seguridad Social.

Por lo que se refiere a los ingresos, el departamento de Montoro estima que crezcan el próximo año al mismo ritmo que el PIB nominal (5,9%). La recaudación por impuestos aumentaría algo más que la media, un 6,9%, acorde con una esperada recuperación económica

El techo de gasto del Estado está limitado a 117.260 millones de euros, incluido el fondo de contingencia para sufragar gastos extraordinarios. Las partidas presupuestarias prioritarias, que crecerán por encima del PIB nominal, son las mismas que las diseñadas para 2003: justicia, seguridad ciudadana, gasto social e inversión.

Los gastos sociales crecerán un 6,8%, algo menos que el 8,2% del presupuesto vigente. Los gastos corrientes aumentarán sólo un 2%, aprovechando la reducción del pago de los intereses de la deuda, mientras que los de capital, que incluyen la inversión, aumentarán el 5,2%.

La inversión en investigación y desarrollo crecerá un 7,3%

La inversión sigue siendo una prioridad en los Presupuestos Generales del Estado, aunque para 2004 los porcentajes de crecimiento son algo más limitados que en 2003.

La destinada a investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) crecerá un 7,3%, frente al 8,3% de 2003. Aquí se incluye lo referente al fomento y coordinación de las actividades del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

En cuanto a la inversión en infraestructuras, ésta crecerá un 6,4% frente al 8,3% previsto para este año. No obstante habrá que esperar a conocer las cifras de los entes inversores adscritos al Estado para efectuar un análisis profundo de la actuación inversora global del Estado.

Se refuerzan las partidas para Justicia e Interior

Una de las partidas que más se refuerzan para 2004, incluso por encima de la asignación de años anteriores, es la de interior y seguridad ciudadana (crece un 8,6%) además de la de justicia (7,5%).

El Gobierno quiere reforzar la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, en medios y personal. Su pretensión es la de elevar el número de fiscales de sala, aumentar el número de funcionarios dependientes y mejorar la dotación económica para nuevas tecnologías. El objetivo es seguir avanzando en el desarrollo del Pacto de Estado para la Reforma de la Justicia. Sólo en 2003 se están destinando 150 millones de euros para mejorar las infraestructuras en la Administración de justicia y hacer posible los juicios rápidos.

Hacienda ingresará 2.700 millones más de lo previsto

El ministro Montoro aprovechó ayer la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para hacer público también el avance de liquidación presupuestaria de este año.

Transcurridos ya dos tercios del presente ejercicio, Hacienda espera que se recaude 108.437 millones de euros por ingresos no financieros, frente a los 105.695 millones estimados en el Presupuesto inicial de 2003. Esta mejora de los ingresos en 2.742 millones de euros se debe, sobre todo, al mejor comportamiento de la recaudación impositiva (95.000 millones). Los ingresos tributarios han resistido el menor crecimiento económico, sobre todo, los impuestos ligados al consumo, como el IVA, que está creciendo a ritmos del 10%.