Estudio

El 60% de las familias no puede afrontar la compra de una casa

El 60,7% de las familias españolas no puede afrontar la compra de una vivienda, dado su salario medio mensual y el importe al que asciende la cuota mensual del crédito hipotecario, según un estudio sobre vivienda y suelo difundido por la Fundación Encuentro.

La tasa de hogares españoles con dificultades financieras para adquirir una casa se ha incrementado en un 11% desde 1999, lo que los expertos atribuyen al 'constante encarecimiento de su precio de venta', a pesar de los reducidos tipos de interés. En concreto, el estudio señala que el precio de la vivienda ha subido un 40,4% entre 1999 y 2002, al pasar de los 1.187 euros por metro cuadrado que suponía en el último año de la década de los noventa, hasta los 1.667 euros con que cerró el pasado año.

El informe de la Fundación Encuentro basa su estudio en la compra de una vivienda de 75 metros cuadrados y un precio de 125.000 euros, para la que se requiere una hipoteca de 100.000 euros. Según sus cálculos, la cuota de amortización mensual del préstamo será de 580 euros al mes, teniendo en cuenta que el préstamo se obtiene por el 80% del precio de la vivienda, a veinte años y a un tipo de interés del Euribor más medio punto.

Así, una familia necesitaría ingresar un salario medio de 1.160 euros al mes para destinar al pago de la cuota hipotecaria mensual, remuneración a la que, según el informe no llega el 60,7% de las familias españolas.

Propuestas

En este contexto, la fundación solicita la 'urgente y coordinada' intervención de las administraciones públicas para elevar el peso de la vivienda de protección oficial (VPO) en el conjunto del mercado.

Además, estima necesario que el Gobierno eleve el número máximo de metros cuadrados con que se permite construir una vivienda protegida, así como que los ayuntamientos expropien los suelos públicos o privados que estén destinados a la construcción de VPO pero que se mantienen sin edificar.

La fundación pide también la creación de un registro de solares y viviendas protegidas que, sin suplir al Registro de la Propiedad, controle las transmisiones sucesivas de viviendas y proteja de los derechos públicos de tanteo o retracto.

Asimismo, los expertos de la fundación apuestan por 'bonificar' el alquiler de vivienda en detrimento de la compra mediante la 'universalización' de deducciones fiscales a los arrendatarios no en función de sus ingresos, sino según el número de miembros de la unidad familiar.