Hardware

La crisis incentiva la confianza en el chollo informático

El mercado de segunda mano ofrece, especialmente a la pyme, hasta el 80% de ahorro en equipos procedentes de grandes compañías

Telefónica Móviles lleva más de un año inmersa en el proyecto de renovación de su parque informático. 5.700 ordenadores de sobremesa que utilizan a diario sus empleados tienen una media de dos años de edad y se cambiarán por equipos de HP y Dell. La inversión superará los ocho millones de euros. La decisión está tomada, pero falta resolver qué va a ser de los PC usados, a pesar de que Telefónica tiene sobre la mesa una oferta, que parte de AWS, de 900.000 euros.

El cuentakilómetros del sector informático marca tal velocidad que ejemplos como éste no resultan extraños. Antes ha sucedido en Banesto, BBVA, Bancaja, SCH... En ocasiones, los equipos quedan descatalogados en escasos meses sin que muchas unidades hayan salido del almacén del fabricante. Otras veces son superados por tecnologías más avanzadas cuando apenas llevan unas semanas en los escaparates o pasan al mercado de ocasión empujados por la renovación de los parques empresariales, cierres y quiebras. Si no pueden salvar los muebles, las empresas tratan de amortizar al máximo la inversión que hicieron en su día en sistemas. Por eso venden al mejor postor.

En cualquier caso hay quien compra esta tecnología obsoleta para comerciar con ella y también hay quien la demanda consciente de que puede satisfacer sus necesidades. Ambas partes alimentan un negocio incipiente en España, pero consolidado en países como Estados Unidos, Alemania, Francia o Suiza. Allí es frecuente que las compañías -sobre todo las pymes- monten sus infraestructuras sobre PC y servidores desechados por corporaciones. 'æpermil;sta es una fórmula especialmente válida en tiempos de crisis', señala Tanguy Brabant, director general de la firma especializada MTS.

Quienes se quieren beneficiar de precios francamente reducidos encuentran ofertas en tiendas centradas en captar stocks descatalogados o en el rastreo de posibles vendedores. Sus técnicos proceden a la revisión de los equipos y responden ante el cliente final con una garantía que oscila entre 2 y 12 meses. Así funciona lo que en el argot del sector se ha denominado 'remarketing'.

Distintas fuentes coinciden en apreciar que España es uno de los países más atractivos en cuanto a potenciales clientes, junto a Hungría y a Italia, 'pero las empresas no están habituadas a vender, simplemente almacenan o desechan', explica Rosa Riol, socia propietaria de la cadena de tiendas Aliban. Basta unos minutos en Internet para encontrar una veintena de firmas, como las citadas MTS y Aliban, dedicadas a la tecnología de ocasión. Entre ellas están el grupo AWS -integrado por Mercado Libre y Subastas PC-, Solocasión, Compulease, Lo más chip, Ofertas PC, Inforsegur, PC Planet, e-portátiles, Web Developer Group, Xerinfor, etcétera. Su modelo de negocio responde principalmente a tres variantes: la cadena de tiendas franquiciadas; el establecimiento especializado con almacén, tienda y venta electrónica, y la compañía que opera exclusivamente a través de la Red.

La inmadurez del remarketing en España evita aún la aparición de grandes brokers que gestionan bolsas de equipos y sistemas usados y que las ponen a disposición de vendedores de todo el mundo. 'HP, Dell o IBM tienen sus propias empresas de colocación y actúan cuando el fabricante capta una operación en la que debe hacerse cargo de los equipos retirados', argumenta el gerente de Mercado Libre, Alberto Garrido. En Francia los principales intermediarios o brokers están participados por entidades bancarias, como es el caso de ECS o Elexis. Las dos compañías fueron creadas por Crédit Lyonnais y BNP Paribas, respectivamente, para vender en el mercado de ocasión las miles de unidades que dejan de ser válidas para sus programas de renting y leasing informático.

Los ahorros para el cliente de una empresa de remarketing oscilan entre el 50% y el 60% en productos informáticos vigentes en el catálogo de los fabricantes y alcanzan hasta el 80% en los que ya desaparecieron del mercado. El precio también dependerá de la antigüedad y características de las máquinas. El problema para el vendedor es que los productos nuevos cuestan la mitad que hace tan sólo 24 meses, por lo que hay mayores reticencias para decantarse, por ejemplo, por un PC con varios años de rodaje. Por esta razón, 'el negocio evoluciona de la atención al usuario doméstico hacia la empresa; y de la venta del PC hacia productos más novedosos pantallas planas o PDA y grandes sistemas', aprecia el gerente de Mercado Libre, Alberto Garrido.

Mercado Libre es una de las mayores compañías de remarketing de España. Vendió 110.000 PC usados en 2002 y pretende alcanzar los 200.000 al cierre de este año. Pero ha rebajado sus objetivos merced a la mala prensa que le ha otorgado la denuncia de varios clientes. 'Tenemos en nuestro almacén lo que vendemos a través de la Red, pero no estamos a salvo de cualquier problema logístico', se excusa Garrido.

Nunca falta quien debe mirar hasta el último céntimo a la hora de montar su negocio y opta por los chollos informáticos. 'Antes de abrir nuestras puertas compramos a MTS un servidor de HP, seis ordenadores IBM, tres impresoras... y ellos se encargaron de montarme la red. Estoy contenta porque me sobra con esto y mi inversión ha sido muy ajustada', comenta una joven empresaria madrileña. Ella no quiere que se haga público el nombre de su entidad por aquello del qué dirán: 'En España podemos comprar un coche de segunda mano, pero en el mundo de la empresa se estila llevar lo último en tecnología', añade.

Su proveedor, MTS, acumula 10 años de experiencia en el sector de los seminuevos enfocado hacia el mundo corporativo. Su base de clientes suma 7.000 compañías a las que remite información de forma periódica sobre existencias en servidores AS/400, equipos Sun, plataformas IBM Risc 6000... 'Les proponemos tanto la recompra de sus máquinas como la venta de otras seminuevas; la ampliación de discos, memorias, tarjetas, etcétera', afirma su director general, Tanguy Brabant. Muchas de sus referencias proceden de contratos de renting realizados por terceros, por lo que la gestión de su stock depende de cómo evolucionen esas operaciones. 'Sabemos en todo momento lo que nos va a entrar próximamente, por eso tenemos claro lo que podemos ofrecer'.

Grandes catálogos

Compulease, con sede en Madrid, suele apoyarse en los broker del sector para realizar sus adquisiciones. Compra especialmente a los franceses Iris Computers, ECS y Lexis. 'En todo momento tenemos constancia de las unidades que manejan y les hacemos grandes pedidos por cuestiones de coste relacionadas con el porte', dice Rafael Ricouard, director general de Compulease. A él no se le ocurre viajar hasta el país vecino para revisar una partida de 500 monitores: 'Pago por adelantado y me los traen sin que los haya visto previamente. æpermil;sta es una relación basada en la confianza y paso mis controles en Madrid para cerciorarme de que saco al mercado un producto de calidad, no para echar en cara a mi proveedor posibles deficiencias en el envío', admite.

Lo que está claro es que Ricouard no montará en cólera contra uno de sus principales proveedores por un simple PC. 'En España no existen firmas semejantes porque nadie ha confiado cientos de millones a la compra de productos informáticos de segunda mano', añade Alberto Garrido. Y una de las propietarias de la cadena Aliban, con tienda en Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza y Segovia, aprecia que los mejores brokers son los estadounidenses. 'Lideran este mercado global por precio y volúmenes, puesto que en EE UU hay un mayor número de grandes compañías y la renovación del parque informático se aplaza menos tiempo que en Europa', dice Rosa Riol.

Existe una cuestión que inquieta a la mayoría de las compañías consultadas. ¿Qué pasaría si las grandes cadenas de distribución (Beep, ADLI, PC City, Jump, etcétera) decidieran dar el paso de vender equipos usados? La mayoría viven de la venta de clónicos, un segmento atacado por las rebajas de precios de las grandes multinacionales de la informática. 'Es posible que vean en el mercado de ocasión una válvula de escape', opinan en Compulease. 'En todo caso, incentivarían nuestra actividad, aunque ellos se dirigen especialmente al usuario doméstico', apuntan desde Aliban.

Los ahorros para el cliente de una empresa de remarketing oscilan entre el 50% y el 60% en productos informáticos vigentes en el catálogo de los fabricantes y alcanzan hasta el 80% en los que ya desaparecieron del mercado. El precio también dependerá de la antigüedad y características de las máquinas. El problema para el vendedor es que los productos nuevos cuestan la mitad que hace tan sólo 24 meses, por lo que hay mayores reticencias para decantarse, por ejemplo, por un PC con varios años de rodaje. Por esta razón, 'el negocio evoluciona de la atención al usuario doméstico hacia la empresa; y de la venta del PC hacia productos más novedosos pantallas planas o PDA y grandes sistemas', aprecia el gerente de Mercado Libre, Alberto Garrido.

Mercado Libre es una de las mayores compañías de remarketing de España. Vendió 110.000 PC usados en 2002 y pretende alcanzar los 200.000 al cierre de este año. Pero ha rebajado sus objetivos merced a la mala prensa que le ha otorgado la denuncia de varios clientes. 'Tenemos en nuestro almacén lo que vendemos a través de la Red, pero no estamos a salvo de cualquier problema logístico', se excusa Garrido.

Nunca falta quien debe mirar hasta el último céntimo a la hora de montar su negocio y opta por los chollos informáticos. 'Antes de abrir nuestras puertas compramos a MTS un servidor de HP, seis ordenadores IBM, tres impresoras... y ellos se encargaron de montarme la red. Estoy contenta porque me sobra con esto y mi inversión ha sido muy ajustada', comenta una joven empresaria madrileña. Ella no quiere que se haga público el nombre de su entidad por aquello del qué dirán: 'En España podemos comprar un coche de segunda mano, pero en el mundo de la empresa se estila llevar lo último en tecnología', añade.

Su proveedor, MTS, acumula 10 años de experiencia en el sector de los seminuevos enfocado hacia el mundo corporativo. Su base de clientes suma 7.000 compañías a las que remite información de forma periódica sobre existencias en servidores AS/400, equipos Sun, plataformas IBM Risc 6000... 'Les proponemos tanto la recompra de sus máquinas como la venta de otras seminuevas; la ampliación de discos, memorias, tarjetas, etcétera', afirma su director general, Tanguy Brabant. Muchas de sus referencias proceden de contratos de renting realizados por terceros, por lo que la gestión de su stock depende de cómo evolucionen esas operaciones. 'Sabemos en todo momento lo que nos va a entrar próximamente, por eso tenemos claro lo que podemos ofrecer'.

Grandes catálogos

Compulease, con sede en Madrid, suele apoyarse en los broker del sector para realizar sus adquisiciones. Compra especialmente a los franceses Iris Computers, ECS y Lexis. 'En todo momento tenemos constancia de las unidades que manejan y les hacemos grandes pedidos por cuestiones de coste relacionadas con el porte', dice Rafael Ricouard, director general de Compulease. A él no se le ocurre viajar hasta el país vecino para revisar una partida de 500 monitores: 'Pago por adelantado y me los traen sin que los haya visto previamente. æpermil;sta es una relación basada en la confianza y paso mis controles en Madrid para cerciorarme de que saco al mercado un producto de calidad, no para echar en cara a mi proveedor posibles deficiencias en el envío', admite.

Lo que está claro es que Ricouard no montará en cólera contra uno de sus principales proveedores por un simple PC. 'En España no existen firmas semejantes porque nadie ha confiado cientos de millones a la compra de productos informáticos de segunda mano', añade Alberto Garrido. Y una de las propietarias de la cadena Aliban, con tienda en Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza y Segovia, aprecia que los mejores brokers son los estadounidenses. 'Lideran este mercado global por precio y volúmenes, puesto que en EE UU hay un mayor número de grandes compañías y la renovación del parque informático se aplaza menos tiempo que en Europa', dice Rosa Riol.

Existe una cuestión que inquieta a la mayoría de las compañías consultadas. ¿Qué pasaría si las grandes cadenas de distribución (Beep, ADLI, PC City, Jump, etcétera) decidieran dar el paso de vender equipos usados? La mayoría viven de la venta de clónicos, un segmento atacado por las rebajas de precios de las grandes multinacionales de la informática. 'Es posible que vean en el mercado de ocasión una válvula de escape', opinan en Compulease. 'En todo caso, incentivarían nuestra actividad, aunque ellos se dirigen especialmente al usuario doméstico', apuntan desde Aliban.

Tiendas y academias engullen la oferta de seminuevos

En cualquier ciudad española hay una tienda de informática en la que encontrar una ganga. Sus propietarios empeñan menos dinero en la compra de viejas máquinas, complementan su oferta y el margen de beneficio suele ser incluso mayor que el conseguido mediante la venta de productos recién salidos de fábrica. Su cliente objetivo es la micropyme y el usuario doméstico.

Para ellos es un medio de escapar del control de los fabricantes y de la competencia de distribuidores oficiales. Por contra, deben esperar un mayor número de reclamaciones. Otro gran consumidor de máquinas de ocasión es el sector de la enseñanza. Las academias de informática no dudan en buscar el PC que ofrezca lo que necesita el alumno. Ni más ni menos. 'Un experto sabe que se puede sacar jugo a sistemas limitados', defiende Rocío Riol.

'Un Pentium II es suficiente para un principiante'

Iniciarse en el mundo de la informática con un equipo de ocasión no es una mala idea. Al principio el usuario exige muy poco a la máquina y le sobra con un PC a punto de quedarse obsoleto. Algo parecido le sucede a las pymes que no pueden con grandes inversiones ni precisan los procesadores más potentes del momento.

'Para puestos críticos conviene confiar en equipos nuevos y en marcas que ofrezcan un buen soporte posventa de formación, mantenimiento, etcétera', comenta el jefe de sistemas de una entidad financiera andaluza. En todo caso, siempre se da el caso de la compañía que quiebra o cambia de sede y vende grandes servidores con poco trote.

'Conviene estar muy seguro de lo que se adquiere y exigir las máximas garantías, pero los ahorros pueden superar el 70% de su precio original', calcula la misma fuente.

Un pequeño chequeo antes de la compra

La evolución del hardware es imparable mientras el software de hace tres años es capaz de solucionar las necesidades de una pyme. Por eso hay excedente de equipos entre quienes necesitan estar a la última y éstos pueden solucionar las necesidades de las entidades más pequeñas. Como no es oro todo lo que reluce, el comprador deberá estar atento a una serie de cuestiones clave antes de cerrar la operación.

Desconfiar de los grandes chollos. El reclamo del seminuevo a buen precio puede resultar engañoso. Por eso conviene desconfiar de los precios extremadamente bajos. Un Pentium III 850 MHz con monitor de 17 pulgadas no puede costar 100 euros. Si encuentra una oferta semejante exija revisar el equipo. Por otra parte, los mayores ahorros se encontrarán en grandes sistemas de almacenamiento, servidores y equipos enrutadores.

¿Enciende el monitor? Los expertos dicen que el monitor es una herramienta lo suficientemente sensible como para pensárselo. La garantía de la venta de segunda mano a veces no es suficiente y la pantalla puede estar dañada debido a su uso y posteriores traslados. Compre si está seguro, pero asegúrese el compromiso del vendedor.

Escasos ahorros en portátiles. Ojo con el ordenador portátil. Se trata de un equipo extremadamente delicado y los precios en segunda mano apenas difieren de cuando son nuevos. Un portátil de cuatro años tiene poco que ver con las prestaciones actuales de cualquier equipo.

Garantías y mantenimiento. Conviene exigir una garantía que cubra, como mínimo, el periodo de tiempo que se tarda en contratar un servicio de mantenimiento con el fabricante original. Será preciso contar con un margen al menos de 30 días.

Donantes de PC fomentan la solidaridad informática

Hay empresas, como MTS, que destinan parte de sus capturas tecnológicas a buenas causas: 'Cedemos los equipos que no tienen cabida en nuestra oferta, pero pueden desempeñar un buen papel, a colegios u organizaciones sin ánimo de lucro. El año pasado entregamos de forma gratuita 130 PC', dice Brabant.

Incluso existen entidades cuyo objetivo es recoger ordenadores antiguos para arreglarlos y donarlos. Un ejemplo es la Asociación Informática Abierta (www.abierta.org), cuyo personal voluntario realiza las reparaciones de forma gratuita. En su nómina de colaboradores figuran Honeywell, Fundación La Caixa, Nemetschek o Portillo. 'Lo mínimo que cogemos son Pentium 75, porque los 386 o 486 no son válidos, al igual que los equipos seriamente dañados', advierte Aurelio Rodríguez, presidente de Informática Abierta.