Internet

Las empresas de Internet registran el mayor rebote desde la burbuja tecnológica

Unos meses después del cierre del Neuer Markt alemán, que en su día fue el emblema en Europa de las empresas denominadas TMT (tecnología, medios de comunicación y telecomunicaciones), las compañías que se negociaron en él y que recibieron los mayores castigos ocupan los primeros puestos en las tablas de rentabilidades anuales. El índice Techdax, que sustituyó al mercado tecnológico germano, suma en lo que va de año un 51%, frente a un alza del 9,4% en el índice Euro Stoxx 50.

El repunte ha sido especialmente acentuado en las empresas de Internet. El índice Bloomberg de estas compañías gana un 65% desde el mínimo de marzo, una escalada no vista desde el periodo comprendido entre noviembre de 1999 y marzo de 2000, cuando se produjo el estallido de la burbuja tecnológica. En esos meses, la ganancia de este indicador superó el 500%.

Entre todos los valores integrantes del sector europeo destaca el caso de Freenet, el proveedor de Internet controlado por Mobilcom, que en los últimos días ha anunciado la venta de una participación del 20%. La acción gana más del 1.030% en lo que va de año. La compañía hizo pública su entrada en beneficios en el segundo trimestre del año, lo que aceleró la subida.

Un caso significativo es el de Freenet, que acumula una ganancia del 1.030% en el año

Pero el de Freenet no es el único caso de ganancias espectaculares en el ejercicio. QSC, proveedor de acceso a Internet, suma un 500% desde enero; Lycos Europe sube un 200%, la misma revalorización que Comdirect Bank, mientras que la agencia de viajes a través de la Red Lastminute suma un 178%.

Las firmas estadounidenses del sector también acumulan fuertes subidas. Empresas de la talla de Amazon.com, Yahoo o Ebay registran subidas del 150%; 130% y 63% en lo que va de año. Otras firmas de menor peso, como Priceline.com (viajes y hoteles) o Drugstore.com (farmacia) suben más del 250% en el periodo.

Uno de los argumentos esgrimidos para justificar este fuerte repunte es que las compañías que han logrado salvarse de la criba de los últimos años son las que sobrevivirán. Los expertos alertan, sin embargo, de que las expectativas creadas desde entonces, al igual que ocurrió en el año 2000, están infladas. De hecho, las ratios entre precio y beneficio sobre las estimaciones de ganancia de 2003 son muy elevadas. En el caso de la tienda de libros y discos, Amazon, por ejemplo, ronda las 80 veces y en el de Yahoo, supera 90. Unas cotizaciones, a juicio de los analistas, muy difíciles de justificar.

Las principales firmas de inversión indican que las perspectivas de ganancias sobre las que se basan las estimaciones son demasiado optimistas. Es lo que se ha denominado recientemente burbuja de las expectativas y que afecta no sólo a las empresas online, sino a todo el sector tecnológico.

La única explicación que encuentran los expertos es la búsqueda por parte de los operadores de ganancias a corto plazo, más que inversiones sostenibles. Además, muchas de las compañías partían de niveles muy bajos de cotización. Es el caso de Lycos, que llegó a costar 0,20 euros en el mínimo alcanzado en octubre de 2002.

Un estudio publicado por el diario The Wall Street Journal indicaba que, además, las empresas menos rentables son las que más ganan. De las 1.500 compañías que cotizan en el índice S&P amplio, las 195 que más dinero perdieron en el último ejercicio han doblado su cotización desde mediados de octubre, mientras que las 1.305 que fueron rentables han subido una media del 40% desde esa fecha.

Un sector volátil

Terra, única representante en España

Terra es la única empresa de Internet en la Bolsa española. Sin embargo, la representatividad del sector ha quedado muy reducida después de la opa lanzada por Telefónica y que le dio el control de más del 70% de su filial. El capital flotante quedó por debajo del 30% del total de acciones y los volúmenes de negocio registrados han caído en picado. La acción movió ayer 497.000 títulos por valor de 2 millones.

Los ejecutivos venden acciones tras las alzas

Uno de los síntomas que anticipa nuevos episodios de volatilidad en el sector de Internet son las ventas realizadas por los ejecutivos de las empresas, que han realizado beneficios tras de las fuertes ganancias acumuladas en los últimos meses. Un caso significativo es el del consejero delegado de Amazon.com, Jeffrey Bezos, quien en agosto vendió un total de 850.000 acciones por 34,8 millones de dólares.

Beneficios, pero no dividendos

Varias empresas tecnológicas de Wall Street han anunciado que retribuirán a los accionistas vía dividendo, un medio que hace unos años se consideró obsoleto. Microsoft fue una de las más sonadas y aumentan las presiones para que eleve el monto de los pagos. No es el caso de las firmas de Internet. Aunque compañías como Yahoo o Amazon ya registran beneficios, aún no han planteado esta posibilidad.