Balance

El turismo extranjero cayó un 7% en agosto

La afluencia de turistas extranjeros a España ha descendido en agosto de 2003 un 6,8% respecto al mismo mes del año anterior. También cayó un 2,9% el número de visitantes, es decir, los que no pernoctan. A pesar de ello, en el conjunto de los ocho primeros meses del año las cifras son positivas, con un crecimiento interanual del 0,5% en cuanto a turistas (37,1 millones) y del 3,1% en el caso de visitantes (57,9 millones).

En el mes turístico por excelencia se desplomaron las entradas por carretera: un 29,6% menos. Las llegadas a través de los aeropuertos no compensa, ni mucho menos, esa cifra: tan sólo crecieron un 8,2%.

El secretario general de Turismo, Germán Porras, reconoce que ha sido un mes "atípico" y pone el acento en los términos de la comparación: "Hay que tener en cuenta que 2002 había sido muy especial, con un crecimiento superior al 14%". Porras también encuentra explicación al drástico recorte de la afluencia por carretera: "Aunque pueda parecer banal", dice, la situación climatológica en Europa que hizo que muchos potenciales viajeros se quedaran en casa.

Esta caída afectó en especial a Cataluña y el País Vasco, fronterizas con Francia, donde se registró una disminución del 16,3% y el 18,4% respectivamente. Aún así, la comunidad catalana fue el primer destino del turismo internacional en España, con el 25,1% del total y 1,8 millones de turistas. Le siguen de Baleares (24,4%), Andalucía (13%), Canarias, Valencia y Madrid.

Respecto de las comunidades verdes, durante el mes de agosto, Asturias y Cantabria crecieron un 7,8% y un 2,5% respectivamente, mientras que Galicia bajó un 1,3%. Porras señaló que "es difícil sacar una conclusión clara respecto de las causas de este comportamiento" y no descartó que pudiera ser provocado por el vertido del Prestige, aunque "hay otros factores como climatológico o la situación económica de nuestros mercados emisores, e incluso la desviación a destinos con ofertas baratas".

En cuanto a mercados emisores, el Reino Unido y Francia crecieron un 7,4% y un 16,9% cada uno. En cambio, Alemania bajó un 6,8%, Holanda un 16,5%, Bélgica un 19,6%, Italia un 8% y Portugal un 12,2%.