Tabacaleras

El tabaco no logra salvar la sesión en Wall Street

Vuelve la indefinición. El Dow Jones cae el 0,23% tras acariciar el máximo anual la víspera

Demasiadas noticias contradictorias. La victoria judicial de Altria, antigual Philip Morris, fue lo único que movió de verdad a los inversores. Las advertencias sobre resultados y unos datos económicos ambiguos fomentaron la indecisión en Wall Street. Las Bolsas oscilaron entre pérdidas y ganancias la mayor parte del día después de cerrar la víspera a las puertas de los máximos del año. El Dow Jones terminó cediendo un 0,23%, el S&P 500, un 0,33%, mientras que el Nasdaq se dejó un 0,22%

La cautela regresó a las Bolsas de EE UU tras las fuertes alzas de la víspera. La decisión de la Fed de mantener los tipos bajos un tiempo agradó. La autoridad monetaria confirmó que la recuperación está en marcha, pero advirtió que el desempleo y la caída de precios siguen siendo amenazas para la economía. Los inversores interpretaron con optimismo el mensaje ambiguo, pero las cosas cambiaron algo ayer. Pocos se aventuraron a las compras. La advertencia de menores resultados de DuPont o la caída de las viviendas iniciada en agosto frenaron la euforia de la víspera. Los permisos de construcción, sin embargo, aumentaron.

Altria fue la gran protagonista del día. Subió un 10,43%, el mayor avance del Dow Jones, después de que la Corte Suprema de Ilinois fallara a favor de la compañía, lo que implica que deberá pagar la mitad para apelar otra decisión judicial. Otra rival también centró la atención. R.J. Reynolds subió un 13,37% tras anunciar que despedirá al 40% de la plantilla y centrar el negocio en dos de sus marcas. Las advertencias de menores resultados de Du Pont (-3,16%) y Kroll (-13%) desataron las ventas.

Las Bolsas europeas mantuvieron con dificultad las alzas de la mañana gracias a la fortaleza de las empresas de medios de comunicación (+1,6%), los valores tecnológicos (+0,87%) y las aseguradoras (+0,81%).

La inestabilidad de Wall Street en el periodo de coincidencia operativa y unos datos económicos en EE UU que no acabaron de agradar provocar que las ganancias de la mañana se mermaran. Algunos mercados como el Footsie (-0,14%) o la Bolsa de Viena (-0,32%) retrocedieron, aunque en general las ganancias leves dominaron.

La decisión de la Reserva Federal de mantener el precio del dinero en el 1% durante algún tiempo animó a los inversores europeos al comienzo de la sesión. El sentimiento positivo dominó y 13 de los 18 sectores del índice Stoxx registraron ganancias.

Alcatel se anotó el avance más destacado del Euro Stoxx 50. La francesa subió un 3,36% tras hacerse con un contrato preliminar para proveer infraestructura para la red de telefonía móvil de alta velocidad de Orange. La filial de France Télécom anunció la víspera que también ha concluido acuerdos con Nokia (-0,58%) y Nortel.

Infineon fue otra protagonista de la sesión. La alemana anunció que invertirá 1.075 millones de euros en China antes de 2007 con el objetivo de duplicar su cuota de mercado en el negocio de semiconductores del país. Subió un 2,27%

TUI estuvo en el polo opuesto. El mayor operador turístico del mundo prevé una emisión de bonos convertibles de entre 350 y 400 millones de euros en el cuarto trimestre del año. La noticia le costó un retroceso del 2,93%.

Avances importantes en Brasil. El Bovespa subía un 1,25% a poco del cierre ante la expectativa de que el Banco Central del país anuncie un recorte de tipos. El mercado apuesta por una rebaja que sitúe el precio del dinero al 20% desde el 22% actual.

El Nikkei subió un 0,95% ayer en un día de ganancias en las Bolsas asiáticas. El avance le situó en el nivel más alto en 15 meses. La banca siguió al alza tras confirmarse el acuerdo extrajudicial del sector con el Gobierno del país. Las autoridades devolverán unos 2.000 millones de dólares recaudados a través de un polémico impuesto a 30 bancos.