Reunión bilateral

El eje París-Berlín se suma a Italia y anuncia inversiones millonarias en infraestructuras

Jacques Chirac y Gerhard Schröder han defendido hoy la puesta en marcha de recortes impositivos para impulsar las dos economías más importantes de la eurozona. En un comunicado conjunto después de su encuentro bilaterar en Berlín, ambos pusieron el acento en sus respectivos compromisos por realizar reformas estructurales y controlar sus déficit presupuestarios, que exceden los límites permitidos entre los miembros de la región.

Pero añadieron: "Llevar a cabo una reforma estructural no debería excluir la posibilidad de tomar medidas apropiadas para la economía, como por ejemplo políticas fiscales que promuevan directamente el crecimiento".

10 proyectos

Concretamente, los dos países acordaron apoyar diez proyectos para impulsar el crecimiento en el sector de las telecomunicaciones, transportes e investigación. Entre otras iniciativas, contemplan ligar los trenes de altas velocidad, el TGV francés y el ICE alemán.

Además, han acordado acelerar el proceso de ampliación del sistema europeo Galileo y realizar proyectos comunes de protección del medioambiente en países en vías de desarrollo como parte de la implementación del protocolo de Kioto. En la declaración final no se hace referencia al montante de las inversiones planificadas, pero en círculos del Gobierno francés se habla de una suma en torno a los 3.000 millones.

Se trata de las consultas número 81 entre Alemania y Francia, pero es la primera vez que participan en ellas casi todos los ministros de ambos países. Este formato fue decidido en las celebraciones organizadas en enero en Francia con ocasión del cuadragésimo aniversario de los acuerdos del Elíseo.

El déficit de la Seguridad Social francesa se agudiza

El régimen general de la Seguridad Social francesa podría alcanzar en 2003 un déficit histórico de "11.000 millones", lo que crearía un déficit acumulado de 29.000 millones desde 1997, según el informe anual del Tribunal de Cuentas, presentado hoy. El agujero en las cuentas de la Seguridad Social arrastra un quinto del déficit público francés, que llegará al 4% este año y que vulnera el Pacto de Estabilidad. En el mejor horizonte pintado por el informe, el déficit se quedaría en 9.700 millones, muy por encima de los 6.100 de 2002 y los 2.100 del año anterior. "Fallos en los procedimientos de regulación", "aceleración del gasto", la superación "sistemática" del objetivo anual de gastos en este capítulo previsto en los presupuestos son algunas de las causas estructurales que subraya en rojo el informe. El texto apunta también a la culpabilidad de varios de los engranajes del sistema sanitario, como el exceso de recetas emitidas, el derroche de medicamentos y el aumento de las bajas laborales.