Informe

El FMI rebaja tres décimas la previsión de crecimiento de España para 2004

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha rebajado hoy tres décimas su previsión de crecimiento para la economía española en 2004, hasta el 2,8%, y mantuvo en el 2,2% el crecimiento del PIB previsto para este año, según el informe de otoño sobre las perspectivas económicas mundiales de este organismo.

El Fondo estableció en su informe de primavera, publicado en abril, un crecimiento del 3,1% para la economía española en 2004, que ha rebajado ahora hasta el 2,8 %. Para este año, en cambio, el organismo internacional considera que el crecimiento económico de España está resistiendo la crisis de las principales economías de Europa, con una "boyante" demanda interna, por lo que mantiene su previsión de crecimiento del 2,2 %.

En referencia a la evolución de la inflación en España, el FMI considera que los precios cerrarán el año en el 3,1%, frente a la previsión del 3,2% en abril, y que se moderarán en 2004 hasta el 2,7 %, también una décima menos que la estimación del informe de primavera. En cuanto al empleo, el organismo prevé que el desempleo se mantenga este año en el 11,4 %, cifra similar a la registrada en 2002, y se reducirá cuatro décimas el próximo año. Por último, el Fondo ha estimado que en el sector exterior de la economía española empeorará el déficit de la cuenta corriente, que previsiblemente repuntará tres décimas, hasta el 2,7%, cifra que se repetirá, según sus estimaciones, en 2004.

Mantiene sus cálculos de crecimiento mundial

Por otro lado, el FMI ha señalado en su informe que espera que la economía global crezca un 3,2% este año y un 4,1% en 2004, con lo que mantiene sus cálculos de abril pasado, a pesar de que percibe una reducción de los riesgos que se cernían sobre ella. Estas cifras contrastan con las predicciones del Banco Mundial para estos periodos. Según esta institución, la economía global crecerá un 2% en 2003 y un 3% en 2004.

En la edición anterior del informe del FMI, que se publicó sólo unas semanas después de la invasión de Irak, dibujaba un escenario oscuro de inestabilidad política y altos precios del petróleo. En comparación, las perspectivas de la economía mundial vistas desde hoy son más luminosas y mejoran los pronósticos. No obstante, el Fondo ha advertido de que los desequilibrios podrían lastrar el despegue económico, especialmente desde el próximo año. Uno de ellos es la dependencia mundial de Estados Unidos como motor de crecimiento. El gigante norteamericano se expandirá un 2,6% y un 3,9% en 2003 y 2004, respectivamente, varias décimas más de lo previsto por el FMI en abril.

Aunque, tal y como apunta este organismo, la economía mundial está comenzando su recuperación, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) publicó hace unos días que las perspectivas de la zona euro no son tan halagüeñas. Esta institución ha rebajado su previsión del PIB de los Doce a la mitad, hasta el 0,5% para 2003.