Comercio exterior

El déficit comercial aumenta un 15% y se frena el intercambio con Latinoamérica

El déficit de la balanza comercial se situó en el primer semestre en 20.553,8 millones, lo que supone un incremento del 14,7% en relación al mismo periodo del 2002, según ha informado el secretario de Estado de Comercio y Turismo, Francisco Utrera.

Este saldo negativo fue resultado de unas exportaciones que crecieron un 7%, hasta 70.091,8 millones y unas importaciones que aumentaron un 9%, hasta los 90.645,5 millones. El crecimiento real de las exportaciones fue del 8,6%, y el de las importaciones del 9,5%.

En el caso de las importaciones, los precios cayeron medio punto, con un repunte para los energéticos del 9,2 % y un descenso de los no energéticos del 0,9%. La tasa de cobertura se colocó en el 77,3%, 1,2 puntos menos que un año antes.

Las compras de productos energéticos crecieron en los seis primeros meses el 5,1%, casi cuatro puntos por debajo del incremento total de las importaciones. Asimismo, el secretario de Estado reseñó el incremento de las semimanufacturas, de los bienes de consumo duradero, de los de equipo y de las manufacturas.

Las importaciones procedentes de la UE, que suponen el 64,1%, aumentaron un 10% hasta junio. Las compras a Francia crecieron el 8,3% y a Alemania e Italia un 11,4% en cada caso. Desde fuera de la Unión, subieron un 7,2%, con especial dinamismo en los casos de Asia y África, que se incrementaron el 11,7 y el 10,8%, respectivamente, en tanto que las originadas en América Latina bajaron un 8,8% y en EEUU, un 2,9%.

Exportaciones

En cuanto a las ventas, Utrera destacó el dinamismo de automoción y productos químicos, que aumentaron el 10,5 y 10,6%, respectivamente. Por el contrario, las exportaciones de los sectores más ligados al consumo de los hogares, como los bienes de consumo duradero y las manufacturas de consumo descendieron hasta junio el 2,1 y el 1%.

Las ventas a la Unión Europea, que suponen el 72,9%, aumentaron un 9,2%. Las partidas más relevantes correspondieron al 8,7% con Francia, al 12,7% con Alemania, el 15,1% con Italia, y todas ellas mejoraron respecto del semestre anterior.

Fuera de la Unión, subieron un 2,8%, pese a que con América Latina las ventas cayeron un 13% y a que, dicho sea de paso, Argentina comprara a España el 15,9% más. También se debilitaron un 1% a EEUU y a Asia un 1,3%, aunque China registró un incremento del 47,5%.

Buenas perspectivas, según la encuesta de coyuntura

Por otra parte, el secretario de Estado dio a conocer hoy la encuesta de coyuntura de la exportación correspondiente al segundo trimestre del año, que confirma, a su juicio, las buenas perspectivas de los flujos comerciales. Según este informe, el 42% de los exportadores cree que su cartera de pedidos evolucionará al alza a corto plazo, el 34% piensa que se mantendrá estable y el 22% que tenderá a la baja. A un año, el 46% espera una evolución alcista, el mismo porcentaje opina que su cartera de pedidos se estabilizará y el 3% que descenderá. En el segundo trimestre del año, el 52% de los encuestados creía que sus exportaciones se estaban viendo afectadas por la apreciación del euro, el 42% pensaba que no les afectaba y el 2% veía un efecto positivo.