Intervención

Eurobank pide tiempo para devolver los 150 millones que debe

La cita de ayer fue menos tensa que la celebrada el 25 de agosto. Además, al contrario que entonces, apenas hubo sorpresas. La ausencia de uno de los protagonistas, el dueño del banco, Eduardo Pascual, descafeinó la reunión, animada desde fuera por una veintena de afectados que hicieron oír sus protestas e insistieron en la dejación de responsabilidades por parte del Gobierno y del Banco de España.

En realidad, la junta se ajustó al guión previsto y sirvió para ratificar la suspensión de pagos, admitida a trámite en el juzgado de primera instancia número 73 de Madrid el 27 de agosto.

Además, se designaron a las personas que representarán el banco en el proceso. Esta responsabilidad recaerá sobre la secretaria del consejo, María del Carmen García Robledo, y el actual presidente del banco, Rubén Manso Olivar, sucesor de Eduardo Pascual, que fue suspendido de su cargo el pasado 3 de septiembre ante los hechos detectados en la inspección abierta en julio.

Las partes implicadas están ahora a la espera de que los peritos judiciales revisen el balance definitivo de la entidad, clave para comprobar si Eurobank se encuentra en una situación transitoria de falta de liquidez (en cuyo caso el juzgado declararía insolvencia provisional) o determinan que no tienen bienes suficientes para afrontar las deudas (insolvencia definitiva). En este último caso, en el que el pasivo es superior al activo, los acreedores pueden instar a la quiebra.

Balance definitivo

Eurobank presentará un balance definitivo a principios de octubre y los interventores tendrán que emitir un dictamen en un plazo no superior a dos meses. El banco confía en que se declare insolvencia provisional, con lo que el siguiente paso es redactar un convenio de acreedores que establecerá los plazos requeridos para alcanzar la liquidez necesaria que permita devolver los fondos.

Los portavoces de Eurobank insistieron ayer a través de un comunicado en que 'la suspensión de pagos garantizará la protección de los intereses de los clientes del banco', ya que dará a la entidad 'tiempo para obtener el precio máximo de los activos inmobiliarios y cartera crediticia'. Eurobank valora estos inmuebles en 20 millones y la cartera crediticia en 108 millones, de los que 20 millones son créditos de dudoso cobro. La deuda con los 17.985 acreedores asciende a 150 millones de euros. El Fondo de Garantía se hace cargo de la devolución de 80 millones. Una vez se declare la suspensión, se convierte en el primer acreedor del banco.

Adicae y minoritarios consideran, sin embargo, que 'la suspensión es un mero trámite que contradice el acuerdo pactado para lograr una liquidación ordenada'.

Las mutuas desinvierten seis millones en Excell Life

Dos de las tres mutuas de la órbita de Eurobank -Norton Life y Caja Hipotecaria Catalana Mutual- anunciaron ayer la venta de seis millones de euros en obligaciones de la aseguradora luxemburguesa Excell Life 'para cubrir las cancelaciones de los unit linked Inversión Creciente solicitadas'.

Esta desinversión se suma a las ya realizadas anteriormente en otras compañías, como, por ejemplo, ABB o Goodyear, en respuesta a las solicitudes de rescate cursadas por los clientes.

Estas dos sociedades controlan el 45% en la luxemburguesa Excell Life, en la que habían invertido en acciones o a través de obligaciones más del 30% de los 72 millones que habían comercializado en unit linked a través de Eurobank.

Caixa Llobregat comunica su interés al Banco de España

Caixa Comarcal de Llobregat ha comunicado al Banco de España su 'interés inicial' por suscribir la ampliación de capital de 6,5 millones de euros de Eurobank, según informó ayer el consejo del propio Eurobank a los accionistas. Fuentes del Banco de España confirmaron ayer que ha recibido una carta de la cooperativa, la cual se dio de alta ayer en el registro del supervisor. Dichas fuentes rehusaron informar de su contenido.

La oferta de Caixa Llobregat está condicionada, no obstante, a los resultados de la investigación judicial y a los informes jurídicos sobre la legalidad de los productos unit linked. El promotor de la entidad, Isidre Segura Petit, lleva solicitando desde 1994 una licencia del supervisor para operar como banco. Sin éxito.

El 1,6% de los clientes ha recibido su dinero

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) pagó durante la semana pasada a más de 200 clientes afectados por la falta de liquidez de Eurobank, lo que supone en torno al 1,60% de las 12.600 personas con derecho a indemnización, informaron a Efe fuentes de este organismo.

Del total de clientes, unos 10.000 han recibido ya una carta del FGD para que corroboren sus datos con el fin de poder recibir el dinero.

El FGD sólo responde de depósitos o cuentas de valores (20.000 euros como máximo por cada uno) y no de fondos de inversión o planes de pensiones gestionados por las mutuas de Eurobank, pese a que fueron contratados a través de la entidad. Sólo 1.921 clientes tenían depósitos de más de 20.000 euros, dice el banco.