Sentencia

Un juez cierra por primera vez una web de intercambio de archivos entre particulares

El juzgado de instrucción número 3 de Madrid ha decretado el cierre cautelar de la plataforma web Donkeymanía (www.donkeymania.com) por entender que su actividad constituía un presunto delito contra la propiedad intelectual. La página ahora clausurada servía como una red de las denominadas P2P (persona a persona) para el intercambio de archivos entre particulares.

La página donkeymania.com permanece clausurada por un presunto delito contra la propiedad intelectual. Por primera vez en España, un auto judicial reconoce que este tipo de plataformas pueden lesionar los derechos de los autores y productores, al igual que ya se demostró en Estados Unidos con el caso Napster, según informó la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

A través de donkeymania.com, cualquier internauta podía tener acceso a miles de canciones, películas, programas informáticos y bases de datos, entre otros materiales de distinta naturaleza. En consecuencia, los responsables de la página se lucraban presuntamente con esta actividad sin que los legítimos titulares de las obras percibieran compensación alguna por el intercambio de sus trabajos.

La resolución judicial, tiene fecha del pasado 1 de agosto y es consecuencia de las denuncias formuladas contra Donkeymanía por parte de las entidades El Derecho, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), la Asociación Fonográfica y Videográfica Española (Afyve) y la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda). El auto dictamina que la página debe permanecer sin actividad durante un periodo mínimo de seis meses. Los responsables de Donkeymanía, que operaban en Madrid capital, están imputados por la presunta comisión de delitos contra la propiedad intelectual.

Precedente

El cierre de esta plataforma constituye, según la SGAE, un precedente decisivo en la defensa legal de los derechos de propiedad intelectual en Internet, cuya vulneración supone un extraordinario y creciente perjuicio para miles de familias y para el propio tejido cultural de nuestro país.

Los perjuicios que está causando la piratería en España en los últimos tiempos son extraordinarios. Sólo en el último año y medio, la piratería musical ha destruido más de 1.200 empleos directos en España y ha provocado una caída en las ventas que ronda ya el 30% respecto a los niveles de 2001. Un total de 85 pequeñas y medianas empresas relacionadas con la producción y distribución musical han tenido que cesar en su actividad. Según el último informe del Centro de Investigación del Mercado del Entretenimiento y la Cultura (CIMEC), fechado en julio de 2003, un 72,3% de las tiendas de discos españolas han reducido su facturación entre un 10% y un 40% a lo largo del último año.