Crisis bancaria

Accionistas minoritarios denuncian un pacto con Caruana

Un grupo de accionistas minoritarios, que aglutinan el 15% de Eurobank, denunció ayer que la suspensión de Eduardo Pascual al frente del banco, decidida el miércoles por el Banco de España, es un 'mero maquillaje que no engaña a nadie' y responde a un pacto con el propio Pascual.

En su opinión, no tiene sentido que se destituya al presidente y no al resto del consejo, ya que hay 'responsabilidad solidaria' al haber sido fichados, según su abogado, Javier Fondevila. Se da la circunstancia de que el ahora presidente en funciones, Rubén Manso, fue elegido consejero en la junta del 25 de agosto y es un ex inspector del Banco de España que sólo cuenta con una acción.

Por otra parte, los minoritarios han pedido al juez de Barcelona que instruye la querella contra Pascual que le embargue las acciones. Estos accionistas ampliaron hace unos días la querella que presentaron en 2002 para impedir que Pascual pueda votar en la junta extraordinaria del 15 de septiembre en Madrid. En este sentido, explicó que impugnaron la junta en julio de 2002 y aún no se ha celebrado la audiencia previa.