Alimentación

Nestlé suprime las marcas genéricas Camy y Miko en sus helados

La multinacional de alimentación Nestlé ha decidido suprimir en España las marcas genéricas Camy y Miko de su gama de helados, que a partir de ahora usarán la denominación de la empresa matriz. Las denominaciones anteriores quedarán únicamente para algunos productos concretos, pero los productos se denominarán Helados Nestlé. Sólo Miko mantendrá su marca genérica pero para el canal de helados de consumo en el hogar.

Según la compañía, la medida se toma para 'consolidar el liderazgo que ya ostenta en el sector con la suma de las marcas Camy y Miko'. Los helados Nestlé estarán presentes en los tres canales en los que hasta ahora operan Camy y Miko: impulso, restauración y hogar.

La nueva marca fusionará los catálogos de productos que hasta ahora distribuían por separado ambas marcas, aunque únicamente se mantendrán los de mayor éxito. La compañía realizará además un lanzamiento de nuevos productos.

Hasta la fecha, Camy comercializaba algunos helados que incluían la marca Nestlé, sobre todo aquellos vinculados a algún producto que ya comercializaba la empresa de alimentación en otro formato.

Nestlé confía en que este proceso, que ya se ha llevado a cabo con éxito en otros países, suponga para la compañía un fuerte crecimiento de sus ventas de helados en el mercado español.

Los helados Nestlé se fabricarán en las plantas de Araia (Álava) y Guadalajara, donde ahora se fabrican los productos Camy y Miko, y se gestionarán en las actuales sedes de Alzira (Valencia) y Vitoria. Esta decisión no afecta a los pedidos a los que se comprometió Nestlé con la antigua Avidesa al vender la fábrica de Alzira.