Tecnología

La Marina de EE UU incluye a Indra entre sus proveedores preferentes de simuladores

La compañía española de electrónica civil y militar Indra, a través de su filial en Estados Unidos Indra Systems, ha sido incluida por la Marina militar de aquel país, US Navy, en una lista de 11 compañías que han sido invitadas a participar en un contrato marco de simulación aeronáutica, que canalizará las necesidades de este tipo de equipos durante los próximos cinco años.

El presupuesto aprobado por la Armada de EE UU para ese contrato marco asciende a unos 3.000 millones de dólares (2.778,32 millones de euros). Esta importante cantidad de dinero estará destinada, entre otros proyectos, a la renovación y ampliación del parque de simuladores y de bancos automáticos de mantenimiento de los principales aviones de combate de la US Navy. Se trata de los aparatos Harrier, F-18 y F-14, en los que Indra tiene una gran experiencia. La compañía española, tras competir con otras 45, será la única firma no norteamericana entre las 11 seleccionadas que forme parte de este programa marco que se incluye entre los denominados Training systems contract.

Este tipo de contratación es aplicado por los Ejércitos de Estados Unidos en sus compras de material para asegurar que se respetan las normas de la competencia entre los licitadores.

Esta selección permite a la compañía española presentarse a los concursos restringidos que realice la US Navy en estas áreas durante los próximos cinco años. De esta manera, Indra Systems competirá con grandes grupos de defensa como Boeing, Lockheed Martín, CAE y Northrop Grumman para optar al presupuesto designado para desarrollar, modernizar y completar los sistemas de simulación de más de 20 plataformas aéreas, incluidos helicópteros.

Estrategia

Manuel Flecha, director del mercado de simulación y bancos automáticos de mantenimiento de Indra, aseguró ayer que, 'con esta operación, nuestra compañía consolida su estrategia de crecimiento en Estados Unidos y refuerza la creación de su filial Indra Systems hace más de un año para abordar este mercado'.

Flecha recuerda que este contrato se suma a otro que el Departamento de Defensa de Estados Unidos adjudicó a Indra a finales de 2002, para proveer equipos, sistemas y servicios de uso militar a países terceros.

El directivo reconoció que tras el apoyo del Gobierno de Madrid en la guerra de Irak 'todo lo español suena muy bien en Estados Unidos'. Sin embargo, Flecha quiso desvincular esta situación favorable de la inclusión de Indra entre los suministradores preferentes de los equipos de simulación de la armada estadounidenses.

'Llevamos 10 años en este mercado y durante 12 meses hamos tenido que superar un número elevado de controles, de exámenes y de procedimientos. Si estamos entre los 11 elegidos es porque nuestra tecnología de simulación ha convencido a la Armada de Estados Unidos', afirmó.

La filial de Indra en Estados Unidos, Indra Systems, cuenta con una plantilla de 60 trabajadores.

Coincidiendo con el anuncio de la elección de Indra como suministrador preferente de la US Navy, la compañía electrónica española alcanzó ayer una revalorización en Bolsa del 5,06%.

Durante la sesión, los títulos de Indra se catapultaron hasta los 11 euros, frente a los 10,47 euros del cierre del martes, lo que supone una revalorización anual cercana al 70%.

Defensa

Indra mantiene una fuerte presencia en los negocios relacionados con la defensa. Fuentes de la compañía han asegurado que de los 890 millones de euros que facturó el año pasado, aproximadamente el 43% procedieron de este sector.

La empresa posee una tecnología contrastada en aparatos de simulación de aviones que se usan para el entrenamiento de los pilotos.