ANÁLISIS

Endesa, sobreponderar

estrategico

Precio: 14,18 euros (01/09/03)

Resultados sin sorpresas en la parte operativa de la tabla y algo inferior respecto a las estimaciones a nivel de beneficio neto. Es de destacar el cambio de tendencia en Latan, con una esperanzadora recuperación de la demanda y evidentes avances a nivel operativo, empañadas por la evolución de los tipos de cambio. Esperamos que se consolide esta tónica, ayudada por la revisión de tarifas y si finalmente se estabilizan las monedas locales. Esto, junto a las mejoras regulatorias en España, el esfuerzo del grupo en sanear su balance y su reestructuración financiera, sitúan a Endesa en una senda mucho más sólida de cara al ejercicio 2003.

Puntos fuertes:

Puntos débiles:

Mantenemos la recomendación de SOBREPONDERAR sus títulos, con un precio objetivo de 16 euros.

financiero

En paralelo a la presentación de resultados del tercer trimestre de 2002, la eléctrica actualizó su plan estratégico 2002-2006 reajustando a la baja su programa de inversiones e incrementando el volumen de desinversiones previsto. Endesa da prioridad a la generación de cash flow y al fortalecimiento de su balance. En línea con ello, reduce en 3.300 millones de euros las inversiones, que se sitúan en 9.700 millones, y eleva en 1.000 millones de euros las desinversiones, para alcanzar entre 6.000 y 7.000 millones, todo ello en el periodo 2002-2006.

Siguiendo estas pautas, en el primer semestre de 2003 ha reducido las inversiones hasta 961 millones de euros (-27,3%) y ha efectuado ventas como la red peninsular, inmuebles y la participación que poseía en Repsol. A su vez, Enersis se ha desprendido de la distribuidora Maipo, la central hidráulica Canutillar y otros activos por valor de 454 millones de euros.

Finalmente, ha decidido ejercitar por un 3% la opción de compra que tenía frente a SCH sobre las acciones de Auna. La formalización de esta operación se producirá en enero de 2004 por un importe de 260 millones de euros.

Resultados de primer semestre de 2003

Endesa ha presentado en el primer semestre del año unas cifras en línea con lo esperado en la parte operativa de la tabla, con buenos resultados de la actividad en España e Italia, mientras que en Latinoamérica, pese a la evidente mejora, sufren la depreciación de las monedas locales. En cuanto a beneficio neto, los menores extraordinarios (en 2002 se produjo la venta de Viesgo), la mayor tasa impositiva y el aumento de los minoritarios hacen que alcance los 876 millones de euros, un 4,7% más que el 1S02 y algo inferior con respecto a las estimaciones del consenso del mercado.

La cifra de negocios ascendió a 7.762 millones de euros, lo que representa un descenso del 5,58% comparándola con la de igual periodo de 2002. El EBITDA se mantiene en los mismos niveles que el pasado año, mientras que el EBIT crece un 3,4% para situarse en 1.642 millones de euros.

Por lo que atañe al negocio doméstico, el resultado de explotación aumentó un 18,2% respecto al primer semestre de 2003, alcanzando los 891 millones de euros. Las mejores condiciones de hidraulicidad hacen que las ventas tanto en generación como en distribución disminuyan, como consecuencia del menor precio del ¢pool¢ (-34,7%). Este descenso se ve compensado por varios factores: al producirse superávit de tarifa aumentan los cobros por CTC´s (129 millones de euros), menores costes de combustible (59 millones), comercialización de electricidad en el mercado liberalizado (+7,1%) y aumentos de precio (1,65% de media en tarifa regulada y 3,2% en clientes liberalizados).

En Italia, el aumento de la energía vendida (+2,3%), junto con unos mayores precios y la reducción de gastos, permiten mejorar el EBIT un 44,7% hasta los 165 millones de euros.

En Latinoamérica la evolución de las divisas sigue marcando el comportamiento de las participaciones del grupo en el área, si bien destaca el progreso de la demanda de energía, especialmente en Brasil, Chile y Perú. No obstante, el descenso de los gastos de explotación (-27,7%) no logra compensar el recorte registrado en los ingresos (-22,47%), lo que lleva al beneficio de explotación a situarse un 18,22% por debajo del obtenido en el mismo periodo del año anterior. Si se compara en moneda local, el EBIT habría experimentado un crecimiento del 20,3%.

En el negocio de telecomunicaciones, Auna, que alcanza un EBITDA positivo de 410 millones de euros, representa una pérdida para Endesa de 28 millones, con una disminución del 67 % respecto a la de un año antes. Buena evolución también de Smartcom, la operadora chilena de telefonía móvil, que alcanza un EBITDA positivo de 10 millones de euros, gracias al aumento del número de clientes (+46%). Las pérdidas para Endesa en este negocio se reducen a 17 millones de euros, frente a los 32 de un año antes.

Los resultados financieros negativos, que en el primer semestre de 2002 fueron de 1.318 millones de euros, mejoran apreciablemente al pasar a 347 millones. Esta evolución se explica fundamentalmente por el distinto signo de las diferencias de cambio, que arrojan un saldo positivo de 169 millones de euros. El descenso de los gastos financieros (-8,3%) es consecuencia de la reducción del nivel de endeudamiento en 5.415 millones, un 23% con respecto al 1S02, tras las medidas de fortalecimiento financiero llevadas a cabo en el Grupo Enersis.

Importante apartado de extraordinarios que, aunque menores a los de igual periodo del año anterior, ascienden a 464 millones de euros. Se han realizado saneamientos de activos y dotación de provisiones para cubrir riesgos futuros del negocio eléctrico en España por 157 millones de euros y por 133 en Latinoamérica, de los que 82 millones corresponden a Argentina, adicionales a los 145 dotados en 2002, para seguir manteniendo a cero el valor de las inversiones realizadas en ese país. Entre los positivos destacan la venta de la red a REE y de varios inmuebles, con un resultado conjunto de 710 millones.

La tasa impositiva pasa al 23% desde el 13% anterior, al haberse beneficiado el pasado año de la posibilidad de deducir por reinversión de plusvalías de años anteriores.