Automoción

DaimlerChrysler pacta indemnizar por su fusión

DaimlerChrysler, quinto fabricante mundial de automóviles, anunció ayer que pagará 300 millones de dólares (unos 275 millones de euros) a los pequeños accionistas de Chrysler para evitar el juicio a la compañía sobre la fusión con la alemana Daimler-Benz en 1998.

El juez tendrá que autorizar el acuerdo al que se ha llegado para evitar una demanda colectiva y al que no se ha sumado Kirk Kerkorian, que controla el estudio de cine y el casino de la Metro Goldwyn Mayer, y que poseía antes de la fusión un 13,75% de las acciones de Chrysler. Kerkorian acusa a la compañía de haberle engañado por presentar la fusión como pacto 'entre iguales', cuando en realidad fue una compra de la alemana.

Por otro lado, la propia DaimlerChrysler confirmó ayer que cuenta con cinco ofertas para MTU, filial que fabrica motores de avión y es proveedor de materiales de defensa del Gobierno alemán. æpermil;ste está preocupado porque no quiere que la fábrica pase a manos extranjeras, pero la automovilística ha confirmado que ninguna de las ofertas es de una empresa nacional.