Irak

La oposición intensifica el ataque a Aznar por el envío de tropas a Irak

El fallecimiento ayer del capitán de navío Manuel Martín-Oar como consecuencia de las heridas sufridas en el atentado iraquí contra las fuerzas de la ONU en Bagdad arreció ayer los reproches de PSOE e IU al Gobierno por la forma en la que que el Ejecutivo está abordando este conflicto.

El portavoz parlamentario del PSOE, Jesús Caldera, mostró su 'condena radical por el atentado y trasladó su solidaridad con las fuerzas de la ONU y los familiares del militar español fallecido'.

Dicho esto, aprovechó para recordar que pese a la 'dramática' situación de Irak, calificada unánimemente como 'insostenible', el PP rechazó ayer en el Congreso celebrar comparecencias extraordinarias del presidente José María Aznar y de sus ministros de Defensa y Exteriores. 'No fue posible por la oposición del PP', remarcó.

Por su parte, el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, expresó también su solidaridad con las Fuerzas Armadas y emplazó al Gobierno a poner fin a la participación española en la 'ocupación ilegal' de Irak mediante el retorno a España de las tropas desplegadas en aquel país.

Al margen de estas críticas, el atentado contra la sede de la ONU en Irak, que provocó la muerte del primer militar español presente en el conflicto (aunque trabajaba en un destino civil como adjunto al embajador español en Irak), generó toda una oleada de declaraciones de condena y condolencias.

Entre estas declaraciones se encuentran las del rey Juan Carlos y del príncipe de Asturias, quienes remitieron sendos telegramas a la familia del capitán de navío desde Palma de Mallorca.

También expresó públicamente sus condolencias el presidente del Gobierno, José María Aznar, quien dijo que el atentado 'vulnera y pulveriza la legalidad internacional'. Añadió: 'Hoy es un día trágico para la comunidad internacional', y expresó su reconocimiento y el del Gobierno a las víctimas de la acción terrorista en Bagdad.

El cadáver del militar fallecido será repatriado hoy a bordo de un avión militar fletado desde España en el que viajarán 10 personas, entre ellas familiares del capitán.

En el panorama internacional, ayer se supo, a través de uno de los miembros del Consejo de Gobierno iraquí que este organismo ya advirtió a las autoridades estadounidenses en la zona, el pasado 14 de agosto, que los seguidores de Sadam Husein preparaban un atentado contra la representación de la ONU en Bagdad.

Se precisaba que el atentado sería con un camión bomba o mediante un ataque suicida.