Ventas

Economía pone pegas a la venta de Retevisión Audiovisual a Abertis

El Servicio de Defensa de la Competencia, organismo dependiente del Ministerio de Economía, ha remitido al Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) el expediente de la compra por parte de Abertis de Retevisión Audiovisual al grupo Auna.

Según fuentes de Economía, la remisión al tribunal se produce al considerar que la operación puede obstaculizar el mantenimiento de una competencia efectiva en el mercado.

Una vez recibido el expediente en el Tribunal de Defensa de la Competencia, su presidente, Gonzalo Solana, designará un vocal o una comisión que elaborará la ponencia que servirá de base al informe. El tribunal emitirá su informe en un plazo de dos meses.

El informe del TDC incluirá el dictamen sobre la operación e indicará, en su caso, las condiciones a las que podría subordinar su aprobación y las medidas apropiadas para el restablecimiento de una competencia efectiva.

Por último, el tribunal remitirá su informe al Ministerio de Economía para que lo eleve al Gobierno y sólo lo hará público una vez adoptada la decisión por el Consejo de Ministros. El Servicio de Defensa de la Competencia se encargará de vigilar el cumplimiento de lo dispuesto por el Consejo de Ministros.

Abertis, compañía participada por La Caixa y propietaria del 95% de Tradia, se hizo con Retevisión Audiovisual por 423 millones de euros, un precio que incluye 341 millones de euros de deuda neta a 31 de marzo de 2003, de los cuales 199 corresponden a deuda con Auna y 142, a deuda con terceros.

La oferta de Abertis compitió en la última fase del proceso con la presentada por Red Eléctrica, asociada con los fondos de inversión Carlyle y Apax.