Coyuntura

La confianza de los inversores en Alemania augura la recuperación

El índice de coyuntura del Instituto alemán ZEW, que mide las expectativas en el país para el próximo semestre, registró un espectacular aumento de 10,6 puntos hasta los 52,5 puntos, desde los 41,9 del mes anterior superando las previsiones de los expertos.

Se trata del octavo mes consecutivo de subidas de este indicador, el segundo más importante en Alemania por detrás del barómetro Ifo que mide la confianza de los empresarios. La progresión de agosto ha sorprendido gratamente a los analistas, que pronosticaban un subida menor de 4,1 puntos.

El alza de agosto "confirma el espíritu de una recuperación coyuntural a principios del año próximo", señala el instituto, que se ha referido a la recuperación perceptible de la economía estadounidense y a los buenos resultados de varias importantes empresas alemanas. La progresión se debe también a la mejora del Dax, principal índice de la Bolsa de Francfort, que ha ganado desde principios de año más de un 20 % , un alza muy superior al que han experimentado el resto de principales plazas europeas.

El barómetro ZEW, que tradicionalmente es muy volátil, es muy sensible a la evolución del sector financiero alemán. El índice Ifo refleja de una manera más completa la situación real de la economía alemana.

A pesar de que los últimos datos publicados en este país apuntan a un repunte la economía, ayer el Bundesbank señaló en su informe de agosto, que no espera que Alemania salga del estancamiento económico este año. Asimismo, también advirtió que el recorte de impuestos revisto para el próximo año puede provocar que el país incumpla por tercer año consecutivo el Pacto de Estabilidad al rebasar el déficit presupuestario el límite del 3% del PIB.

Repuntan los precios de producción

Por otro lado, los precios de producción en Alemania progresaron un 0,3 % en julio respecto al mes anterior, lo que situó la tasa interanual en el 1,9%, según las cifras publicadas hoy por la Oficina federal de estadísticas.

El incremento de julio está por encima de las previsiones de los analistas, que esperaban una subida mensual del 0,2%. El repunte de precios de producción se debe al aumento anual del 7,7% del coste de la producción energética.