Fondos de alto riesgo

Los 'hedge funds' han ofrecido una rentabilidad del 7,9% en el primer semestre

La rentabilidad media anual de los hedge funds en los últimos cinco años ha sido del 6,42%, según el índice CSFB Tremont. Este rendimiento supera ampliamente al 2,69% que retrocede el índice MSCI World, a pesar de que en el último lustro se vivió la última, y más exagerada, etapa de optimismo bursátil. En tres años los hedge funds suben un 6,17% anual mientras las Bolsas bajan el 12,58%, y en 10 años ganan el 10,95% anual mientras la Bolsa avanza el 5,95%.

La remontada de los mercados a partir de marzo ha permitido a las Bolsas mostrar rentabilidades que oscilan entre el 6% del Euro Stoxx 50 y el 19% del Dax alemán. El índice MSCI ha subido el 11,45%, y los hedge funds han ido a la zaga con un avance del 7,94%.

En cualquier caso, dentro de los hedge funds hay numerosas categorías distintas de fondos, cada una con unas características diferentes. Así, los fondos bajistas, que apuestan por caídas de la Bolsa, han perdido en la primera mitad del año casi una quinta parte del patrimonio, según CSFB Tremont. Aunque estos fondos hayan obtenido una rentabilidad media del 5,66% en los últimos tres años de Bolsa (los tres bajistas), en 10 años pierden un 1,51% anual.

Pero hay otros fondos cuya rentabilidad está vinculada, positivamente, a la evolución de las acciones, y que por tanto han aprovechado la subida de los mercados. Como señala su nombre -hedge funds significa fondos de cobertura- este tipo de productos tratan de buscar la rentabilidad de una forma alternativa a los fondos tradicionales. Permiten al inversor diversificar su cartera, pero pese a todo son más rentables cuando las condiciones de mercado son favorables.

Algunos expertos, como los analistas de banca privada de Deutsche Bank, consideran que 2003 va a ser un año excelente para los fondos de alto riesgo. La revalorización de las cotizaciones de las acciones y, sobre todo, el estrechamiento de los diferenciales de tipos de interés en la deuda empresarial son los puntos que destacan los expertos del banco alemán. La mejora de la deuda de alto rendimiento ha sido la más importante en 10 años, y el tipo de interés de la deuda basura ha pasado de 15% al 9% en 10 meses.

El mismo estrechamiento de diferenciales ha permitido que las mayores rentabilidades se hayan registrado en los fondos que se dedican a invertir en compañías que atraviesan dificultades financieras o que, directamente, están en suspensión de pagos. Este tipo de fondos ha obtenido en la primera mitad del año una rentabilidad del 14,11%. Han aprovechado el aumento tanto de los precios de la deuda como de las acciones de estas compañías.

El estrechamiento de los diferenciales de tipos también ha beneficiado a los fondos de arbitraje con convertibles, que ganan el 8,15% en el año. No obstante, los expertos de Tremont consideran que este tipo de inversión apenas tiene recorrido.

En España los hedge funds no pueden hacer publicidad y no se pueden comercializar a los pequeños inversores. Es decir, no está prohibido que un particular invierta pero sí que una entidad capte dinero. Pueden invertir los inversores institucionales, como otros fondos de inversión, planes de pensiones o grandes fortunas que utilizan servicios de banca privada.

En los últimos años han nacido fondos de gestión alternativa autorizados por la CNMV que pueden ser comercializados al público. Con herramientas similares a los hedge funds, buscan rentabilidad independientemente de la tendencia de los mercados. La nueva ley de fondos facilitará la creación de este tipo de productos.

La opción más rentable a largo plazo

Los fondos Global Macro, dedicados a invertir en función de tendencias macroeconómicas de largo plazo, son los más rentables en los últimos 10 años. Registran una rentabilidad media del 14,5% anual. Los gestores de estos productos se mueven en función de las tendencias macroeconómicas de largo plazo que detectan, en vez de seguir e ciclo bursátil. Los últimos meses, en los que se vislumbra la recuperación, han sido buenos para estos fondos. Suben el 10,39% en medio año.

Han conseguido resistir la crisis bursátil

Desde que comenzase la crisis bursátil, hace algo más de tres años, los fondos de mercados emergentes han conseguido una rentabilidad media anual del 6,5%. A pesar de que por el camino ha estallado la burbuja del Nasdaq y Argentina se ha sumido en la crisis. Este tipo de fondos no se limita a invertir en activos emergentes, sino que también se cubren frente a posibles desplomes en el valor de estos activos. Así consiguen una alta rentabilidad, incluso en los periodos de crisis financieras.

Más fusiones, pero poco rendimiento

La actividad de fusiones y adquisiciones ha repuntado en los últimos meses, gracias a la confianza en la recuperación. Pero los fondos de arbitraje, los mismos que se pusieron de moda tras la operación de ACS y Dragados, sólo obtienen un rendimiento del 3,46%. Las condiciones del mercado actual no son muy favorables, y en las pocas fusiones que hay la horquilla de precios que aprovechan los arbitrajistas es estrecha. Los analistas consideran que no son buenos tiempos para estos fondos.