Inglaterra

HSBC lanza una oferta de hipotecas y cuentas para musulmanes

HSBC, primer banco británico, se ha convertido en la entidad pionera en banca sharia al lanzar una oferta de préstamos hipotecarios y cuentas corrientes que cumplen con las exigencias de la ley islámica. Los nuevos productos del segundo banco del mundo por activos permitirán a los dos millones de musulmanes residentes en el Reino Unido comprar una vivienda y gestionar una cuenta corriente sin pagar ni cobrar intereses.

Según la interpretación más estricta de la ley islámica, un musulmán no puede recibir intereses de sus inversiones por considerarse ésta una forma de usura.

Cuando un cliente musulmán pide un préstamo hipotecario al HSBC, el banco se encargará de comprar la vivienda y traspasárselo al cliente en arrendamiento por un periodo de tiempo que normalmente no excede de 25 años. El cliente paga al banco un alquiler y una aportación mensual al valor de la vivienda, que pasa a su propiedad al vencer el contrato.