Compra

Abertis descarta fusionar Tradia con Retevisión Audiovisual

La compañía Abertis, nacida de la unión entre Acesa y Aurea, descarta fusionar su filial de telecomunicaciones Tradia con Retevisión Audiovisual, para la que llegó a un acuerdo de compra con Auna por importe de 423 millones de euros. La operación se formalizará el próximo otoño, según Abertis.

La idea de Abertis es mantener la denominación de Retevisión Audiovisual, a lo que tiene derecho por un plazo de 20 años. El objetivo del grupo de infraestructuras es que Tradia y la ex filial de Auna desarrollen actividades complementarias en el ámbito de la Televisión Digital Terrestre (TDT) y la implantación de la tecnología digital.

Tradia está controlada en un 95% por Abertis y en el 5% restante por la Generalitat de Catalunya, que han acordado la salida del Gobierno regional del capital de la filial de infraestructuras de telecomunicaciones. Fuentes de Abertis señalaron que la operación culminará de forma "inminente".

Nuevo socio

Abertis ya ha indicado en otras ocasiones que no descarta incorporar a un socio en el capital de la división audiovisual adquirida a Auna. Este socio podría ser Red Eléctrica Española (REE), que participó en la puja por Retevisión Audiovisual en un consorcio liderado por las empresas de capital riesgo Apax Partners y Carlye.

La compra de Retevisión Audiovisual por parte de Abertis necesita ahora el dictamen favorable de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) y el visto bueno del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC). El principal escollo es la denuncia que la firma Medialatina, subsidiaria de France Telecom, ha presentado ante el TDC contra la operación. Esta empresa asegura que la compra bloquea el mercado a nuevos operadores.