Cierres

Panrico cierra la fábrica de Málaga y traslada a un centenar de empleados

El grupo Panrico concluye esta semana su actividad en la fábrica de Málaga, que dejará reducida a un centro de distribución. La compañía presidida por Albert Costafreda y participada por La Caixa (30%) y Banco Sabadell (5%) ha justificado su decisión a la popular fábrica de Donut, después de 30 años de actividad, por la antigüedad de las instalaciones.

La plantilla de Málaga ascendía a 219 personas, de los que 67 podrán continuar en el centro de distribución que se mantendrá en la ciudad para abastecer el mercado de Andalucía oriental. Otros 20 han solicitado la baja voluntaria y 20 más se prejubilarán. El centenar de empleados restante previsiblemente será reubicado en los centros de Sevilla y Puente Genil (Córdoba), y 'de forma opcional en Madrid y Barcelona', según apuntó ayer Francisco Lara, secretario de alimentación del sindicato CC OO.

La fábrica de Málaga producía diariamente en torno a 54.000 docenas de bollos y roscos de las marcas Donut y Bollycao.