Asia

Los países del sureste de Asia acuerdan crear un área financiera común

Los 10 países integrantes de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (Asean, en sus siglas en inglés) firmaron ayer un protocolo para la creación de un área financiera única que permita la libre circulación de capitales y de bienes y servicios.

El compromiso exige dar pasos para desarrollar, liberalizar los mercados de capitales y de servicios financieros. El acuerdo se selló en la conferencia de ministros de Finanzas que se celebró el miércoles y el jueves en Manila. Los ministros han adoptado 'una hoja de ruta para la integración financiera de la Asean' que será la piedra angular de un mercado común regional para el año 2020, según explica el comunicado final de la conferencia.

Los países que integrarán el ansiado mercado común son Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malaisia, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam, que conformarán un mercado de 530 millones de personas.

Uno de los primeros pasos para esta integración es el protocolo de armonización de aranceles, ratificado por todos los ministros. No obstante, los responsables de la Asean descartaron la posibilidad de crear a corto plazo una moneda única. 'Primero hay que fortalecer las economías de la región, antes de poner en marcha una moneda común', explicó en rueda de prensa el ministro filipino de Finanzas, José Isidro Camacho.

Así, el calendario para los próximos cinco años se centrará en impulsar un marco regulatorio y legal, la adopción de estándares internacionales, el levantamiento de las restricciones a la inversión transfronteriza y una mayor transparencia en la política económica de las respectivas administraciones.

Previsiones económicas

Los ministros de la Asean estiman que el crecimiento económico se situará este año entre el 4,3% y el 4,9%, frente al 4,4% registrado en 2002.

Los responsables económicos de la organización admitieron, no obstante, que el segundo trimestre del año fue peor que el primero. 'Los estímulos fiscales, a través del gasto de los Gobiernos y la rebaja de los impuestos, y una política monetaria activa deberían permitir que nuestras economías recuperaran el terreno perdido en la primera mitad del año', señala el comunicado conjunto.

Los ministros no pudieron dejar de lado el atentado terrorista de Yakarta, en el que el pasado martes murieron 10 personas y otras 147 resultaron heridas. Todos los representantes hicieron una condena enérgica del ataque y reafirmaron su compromiso en la lucha contra la financiación del terrorismo y el blanqueo de dinero.