Fotografía

Las japonesas Konica y Minolta culminan su proceso de fusión

Las compañías japonesas de material fotográfico y de oficina Minolta y Konica culminaron ayer su proceso de fusión creando el nuevo Konica Minolta Holdings, según comunicó la empresa. El proceso de integración se había iniciado el pasado enero y concluirá definitivamente el 1 de octubre, cuando desaparezca Minolta. En 2000, ambas sociedades firmaron un acuerdo para fabricar conjuntamente fotocopiadoras. Konica se dedicaba al diseño y producción de cámaras y material fotográfico y Minolta, a las cámaras, fotocopiadoras e impresoras.

Con esta fusión, valorada en 1.600 millones de euros, nace el cuarto mayor grupo japonés de productos fotográficos, por detrás de Canon, Fuji y Ricoh. El objetivo de la fusión es 'sobrevivir en el actual entorno global de competencia', señala el grupo.

La empresa prevé lanzar a partir de 2004 nuevas cámaras digitales, así como otro tipo de productos con la marca Konica Minolta.

La suma de las dos empresas genera un gigante con 38.500 empleados de los que despedirá a 4.000. Asimismo, Konica Minolta Holding prevé cerrar algunas de sus unidades de producción antes de que finalice su año fiscal 2005-2006. Su actividad se concentrará en el desarrollo y fabricación de cámaras digitales e impresoras en color.

La facturación combinada de ambas sociedades el pasado ejercicio fue de 8.417 millones de euros, mientras que para el año 2005-2006 prevé superar los 10.400 millones.