Tecnología

El Ayuntamiento de Gijón subvenciona la banda ancha en cuatro barrios deprimidos

La Cañada, Jove, Tremañes y Natahoyo. En su día populosos barrios obreros alimentados por la siderurgia y los astilleros gijoneses, hoy zonas deprimidas, tras la reconversión industrial de los años ochenta, con unos 27.000 vecinos.

Aproximadamente el 6% se van a beneficiar de las subvenciones convocadas por el Ayuntamiento de Gijón para acceder a servicios de banda ancha. La iniciativa comenzó a rodar ayer, con fondos de la Unión Europea.

El presupuesto, incluido en el plan Urban, asciende a 120.000 euros. Las previsiones apuntan que el proyecto alcanzará a unos 500 hogares. La cuantía de las ayudas depende de la tecnología elegida por el usuario -cable, ADSL o LMDS- y de la capacidad contratada. Fuentes municipales señalan que los interesados percibirán entre 240 y 480 euros.

La condición es mantener el contrato de acceso durante el plazo mínimo de un año. Las ayudas podrán solicitarse hasta mediados de diciembre y el vecino puede elegir el proveedor.

'Presentamos el proyecto al Ministerio de Ciencia y Tecnología y éste lo elevó a Bruselas, donde recortaron nuestras intenciones', explica José María Pérez, concejal de Nuevas Tecnologías. Pérez prevé, a pesar de todo, que las aportaciones lleguen a 500 hogares.

A finales de 2002 el ayuntamiento ya coordinó una experiencia semejante en la que participaron, merced a acuerdos con el consistorio, el operador de cable local Telecable y el proveedor de acceso Wanadoo.

'Para la nueva acción hemos hablado con Aló y parece que Telecable no tendrá problemas en repetir', señala el edil. 'Las conversaciones entre la entidad pública y la iniciativa privada están encaminados a lograr mejoras en la oferta a los usuarios y a agilizar sus gestiones', aclara.

Acciones formativas

El plan Urban opera en Gijón desde diciembre de 2001 y está cimentado sobre tres pilares, uno de ellos el fomento de la sociedad de la información. En este contexto, se están ejecutando acciones de formación, han sido abiertos puntos de acceso gratuitos y existe la intención de revitalizar los polígonos industriales instalados en los cuatro barrios de la zona oeste de la ciudad.

'Está claro que debemos fomentar la penetración de la banda ancha en todo Gijón, pero nos ocupamos especialmente en aquellos que lo tienen más difícil', defiende José María Pérez.

Según las estadísticas que maneja el ayuntamiento asturiano, el 61,9% de los domicilios gijoneses disponen de conexión de alta velocidad a Internet, la mayoría a través del cable.