Tecnología

Ono invertirá 345 millones en 10 años para llevar el cable a Castilla-La Mancha

El proveedor de comunicaciones y servicios por banda ancha Ono estima que invertirá 345 millones de euros en los próximos 10 años para el despliegue del cable en Castilla-La Mancha. Lo hará tras adjudicarse el concurso convocado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Hasta 2004 el acceso a Internet, telefonía fija y televisión a través de la fibra óptica llegará sólo a las ciudades con más de 40.000 habitantes: Toledo, Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real, Puertollano y Talavera de la Reina, donde residen el 30% de los castellano-manchegos.

Las poblaciones de entre 20.000 y 40.000 vecinos recibirán esta tecnología en un plazo máximo de tres años. Hasta 2008 tendrán que esperar los domicilios enclavados en pueblos desde 10.000 hasta 20.000 habitantes. Y el resto podrán beneficiarse del cable en un plazo indeterminado que alcanza hasta los 17 años. 'En el pliego de condiciones se hablaba de 25 años, por lo que es mejor de lo esperado', cita un asesor de la Junta.

Se da la circunstancia de que Albacete -'primera ciudad totalmente cableada de España', presume Ono- le fue adjudicada en concurso en 1998. Según fuentes oficiales, prácticamente el 100% de sus viviendas están dotadas de una conexión por cable, convirtiéndose en una de las ciudades europeas con mayor penetración y número de usuarios.

De forma paralela a la actividad de Ono, para la que la Junta prevé la creación de 380 puestos de trabajo, se mantendrán operativos los proyectos Nerpio y Nerpio-Sat. Ambos inciden en asegurar el acceso a la Red en los pueblos más remotos utilizando ADSL, RDSI, LMDS o vía satélite.

Con Castilla-La Mancha, Ono lleva sus infraestructuras y servicios al 30% del territorio nacional, lo que supone una suma potencial de 5,5 millones de hogares. En cuanto a su número de abonados, al cierre del primer semestre contaba 539.565 clientes residenciales, con un gasto medio mensual de 49,7 euros; y 11.187 empresas, cuyas aportaciones alcanzaron los 213 euros de media.