Banco Central Europeo

Trichet salva el último obstáculo para sustituir a Duisenberg

El gobernador del Banco de Francia, Jean Claude Trichet, vio ayer superado el último trámite para relevar a Wim Duisenberg al frente del Banco Central Europeo (BCE). El consejo de gobierno de dicha entidad dio su aprobación oficial al nombramiento tras hacer saber que no tiene objeciones al candidato propuesto por el Consejo Europeo.

Según la opinión del máximo órgano de gobierno del banco, Trichet 'es una persona de reconocido nivel y experiencia profesional en asuntos de política monetaria', como requiere el Tratado de la Comunidad Europea.

Después del paso dado ayer, los jefes de Estado y de Gobierno que integran la unión monetaria designarán al nuevo presidente del banco europeo tras considerar la opinión del mismo y la del Parlamento Europeo. Se espera que den este paso en octubre para que el relevo de Duisenberg en el BCE pueda formalizarse el próximo 1 de noviembre.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo debatió también ayer la situación de los tipos de interés en la eurozona y acordó mantenerlos en el actual 2%.

Sentencia sobre la OLAF

El BCE hizo público ayer un comunicado en el que acepta la sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas que le obliga a someterse a las directrices de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF). No obstante, la entidad hace constar que en dicha sentencia el Tribunal admite que determinada información sensible relacionada con las propias actividades del banco debe tratarse de forma confidencial para no menoscabar las funciones que le asigna el propio Tratado de las Comunidades Europeas.

El BCE anuncia que, para cumplir la sentencia, conocida el pasado 10 de julio, adoptará las medidas necesarias para adaptar su normativa y procedimientos internos al marco legal establecido en el fallo y para garantizar una estrecha coordinación con la OLAF.