Balance

Iberia acusa las dificultades del sector y gana un 55% menos en el semestre

La compañía aérea Iberia obtuvo en el segundo trimestre del año un beneficio neto de 52,6 millones, lo que supone un descenso del 30,1% respecto al mismo periodo de 2002, informó hoy la aerolínea a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el conjunto de los seis primeros meses, los beneficios netos ascendieron a 30,8 millones, un 55,4% menos que entre enero y junio del pasado año.

La compañía achaca estos resultados al "entorno extremadamente difícil" existente para la industria aérea, con unos mercados aún debilitados por el estancamiento económico, los conflictos internacionales y la repercusión de la epidemia de neumonía atípica.

Ocupación

En cuanto al índice de ocupación de los vuelos ofertados por Iberia, se registró un aumento del 1,8%, al situarse en un 73,8%. Esta subida se debe en parte a la reducción de la oferta que ha llevado a cabo Iberia para adecuar su oferta a la demanda, con un 2,6% menos de plazas, plan de ajuste que afectó fundamentalmente a las rutas europeas.

Gracias a este ajuste el número de pasajeros transportados aumentó en un 1,7%. Por mercados, el que mejor comportamiento tuvo en el segundo trimestre fue el nacional, impulsado por la nueva estructura tarifaria de Iberia, que ofrece unas condiciones de compra más flexibles y precios más baratos, con un crecimiento de 2,9 puntos. En la red internacional de medio radio la ocupación creció en 0,7 puntos, mientras que en el largo radio aumentó en 1,7 puntos.