Resultados

El SCH gana un 8% más tras realizar 'el mejor trimestre de su historia'

El Santander Central Hispano (SCH) cerró el semestre con un beneficio atribuido de 1.292,7 millones de euros, con un crecimiento del 8,04%, subida que está por encima de las previsiones del mercado. El consejero delegado, Alfredo Sáenz, dijo que el segundo trimestre había sido 'el mejor de la historia' del banco, tras ganar 680,3 millones, y es el que ha permitido que el beneficio final suba el 8%. La banca comercial de Europa, con una favorable evolución del negocio en España, ha sido la clave de este crecimiento. El resultado sigue influenciado por la depreciación de las divisas latinoamericanas. El SCH confirma que ganará este año más de 2.500 millones y que ha roto la tendencia de presentar beneficios a la baja.

Como le ocurrió un día antes al BBVA, el SCH superó ayer las previsiones de los analistas al presentar un beneficio atribuido de 1.292,7 millones, con un crecimiento del 8,04%, que hubiera sido del 36,3% sin el efecto de la depreciación de las divisas. Los analistas esperaban una subida del 4%. Pero al contrario de lo que pasó con su rival, el mercado no tuvo en cuenta esta mejora al caer la acción un 2,24%.

La subida de los resultados del SCH se producen tras conseguir en el segundo trimestre 680,3 millones de euros, un 11,1% más que de enero a marzo y logra mejorar a los cuatro anteriores (en el segundo trimestre de 2001 ganó 713,6 millones). Ha sido 'el mejor trimestre de la historia del banco', apuntó Alfredo Sáenz, refiriéndose al negocio y beneficios. Con este crecimiento comienza el cambio de tendencia, ya que en el primer trimestre el beneficio final cayó el 8,7%, y ratifica su previsión para el año de obtener más de 2.500 millones.

'No hay que ser un gran matemático para saber que, si hemos conseguido 1.300 millones en el semestre, no tendremos nada complicado superar los 2.500 millones en el conjunto del año', bromeó Sáenz en la presentación de resultados. A pesar de que todos los márgenes de la cuenta caen en el semestre por el impacto de la devaluación de las monedas latinoamericanas y la bajada de los tipos de interés, si se compara el primer trimestre con el segundo la fotografía cambia al presentar crecimientos de todos los márgenes.

SANTANDER 2,64 -1,05%

Los resultados del semestre están sustentados por el buen comportamiento de la banca comercial en Europa -principalmente en España-, que aporta a la cuenta el 51% de los resultados, tras aumentar su peso en los últimos 12 meses. De hecho, esta banca ha cerrado el semestre con un beneficio atribuido de 869,4 millones, el 4,07% más.

América aporta el 34% de los resultados del grupo, con 697,2 millones de beneficio, el 12,98% menos por el impacto de las divisas. Brasil es el principal baluarte en la zona, con Banespa a la cabeza. El SCH ha ganado en este país 342,1 millones, lo mismo que un año antes y un 39,2% más si no se tiene en cuenta el efecto del tipo de cambio. La previsión del banco sigue siendo que Banespa cierre el año con un beneficio de 800 millones.

La banca privada representa el 9% del beneficio del grupo y la mayorista global (una de las principales divisiones del BBVA), el 6%.

De la cuenta de resultados destaca la fuerte subida de los resultados por operaciones financieras, que más que duplican a los contabilizados un año antes. La razón: la aportación de las operaciones de trading, tesorería y el beneficio procedente de la posición de cobertura de los resultados en América, y que contrastan con los resultados negativos originados en ventas de cartera en Brasil en el segundo trimestre de 2002.

Los gastos logran un buen comportamiento al caer un 15,9%, pero su evolución sería estable si se descuenta el impacto de tipo de cambio. En un año el grupo ha reducido su plantilla en 7.243 empleados (pero a partir de ahora los recortes serán muy inferiores) y ha cerrado 465 oficinas.

Las plusvalías de 681 millones obtenidas por la venta del 24,9% del mexicano Santander Serfin, destinadas a amortizar el fondo de comercio, forman la mayor parte de los 729,1 millones que suman los beneficios por operaciones del grupo, partida que ha crecido espectacularmente. El SCH también ha reducido sus provisiones, lo que ha contribuido a favor del beneficio final. Esta disminución se debe también a las menores necesidades de saneamientos.