Investigación

Sanidad pone bajo control público toda la investigación con embriones

El Gobierno ha aprovechado la revisión de la Ley de Reproducción Asistida, que da luz verde en España a la investigación con células madre provenientes de los embriones sobrantes (unos 200.000) de los tratamientos de reproducción asistida, para acotar esta actividad científica al ámbito de la sanidad y la financiación pública. Los centros de infertilidad diseminados por la Península no podrán abrir ninguna línea de investigación con células madre embrionarias al margen de los programas del Centro Nacional de Trasplantes y Medicina Regenerativa, que, bajo la figura de organismo autónomo, se creará próximamente para amparar esta actividad. Los Presupuestos Generales del Estado para 2004 ya incorporarán una línea de crédito, presumiblemente con carácter extraordinario, para la puesta en marcha del centro público. Fuentes del ministerio han augurado discrepancias con Hacienda a la hora de fijar sus fondos, ante lo costoso de la investigación.

Las clínicas privadas que realizan este tipo de intervenciones deberán, siempre que las parejas den su consentimiento, entregar los embriones a este instituto, que se encargará de descongelarlos y distribuir sus líneas celulares entre los científicos con capacidad para realizar esta investigación. Según Sanidad, con los embriones existentes en los tanques de nitrógeno líquido se pueden formar hasta 700 líneas de investigación celular.

Listas de espera

El 60% de los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) que se realizan actualmente en España se llevan a cabo en centros sanitarios de carácter privado, con un coste por ciclo de implantación (de embriones) de entre 2.000 y 3.000 euros. La razón no es otra que las elevadas listas de espera que hay actualmente para acceder a esta prestación en la sanidad pública, uno de los pocos sistemas de salud del mundo que incluye la fecundación in vitro como una prestación obligatoria.

Sanidad quiere dar un vuelco a esta situación, según manifestó ayer la ministra de Sanidad, Ana Pastor, en el transcurso de un encuentro con la prensa para explicar los pormenores del anteproyecto de Ley de Reproducción Asistida, que hoy analizará la Comisión Nacional de Reproducción Humana y que el viernes irá a Consejo de Ministros para su aprobación y remisión al Parlamento.