Decisión

La SEPI deniega el permiso de venta del 12% de Matutes en Trasmediterránea

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI)ha señalado hoy que la negativa a permitir la transmisión del 12% de las acciones de Trasmediterránea que se encuentran en manos de Agrupación Hotelera Dóliga y de Suministros Ibiza, ambas pertenececiente al Grupo Matutes, se debe a que "en este caso no se dan las circunstancias sobrevenidas y excepcionales que posibilitarían la autorización".

El Consejo de Administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales decidió en julio del año pasado privatizar y asignar la naviera Trasmediterránea por 259 millones de euros al grupo integrado por las navieras Matutes, la constructora Acciona, el Grupo Aznar, el Grupo Armas, y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

Menos de un año después de este hecho, el Grupo Matutes pidió poder vender su parte en el negocio con el pretexto de expandir sus actividades navieras fuera de Trasmediterránea y en competencia con sus operaciones. Para la Sociedad Estatal, esta justificación supuestamente sobrevenida al Grupo Matutes no es tal "puesto que en el momento que se presentó la oferta ya eran conocidos los intereses de las empresas de Matutes en actividades de transporte marítimo, en especial en Baleares".

Además, recuerda que las condiciones de la oferta, aceptadas por los compradores, incluían mantener la situación actual hasta 2007, que el grupo adjudicador incluso alargó hasta enero de 2008. Por otra parte, el Consejo Consultivo de Privatizaciones (CCP) ha dado hoy su visto bueno a la privatización de la aseguradora Musini por parte de la SEPI, que fue adjudicada hace un mes al consorcio Mapfre Caja Madrid por unos 300 millones.

Desde Matutes reiteran que se respetaban los compromisos

El Grupo Matutes ha acogido con sorpresa la decisión. Según indicó a Europa Press un portavoz del grupo, la venta de su participación en Trasmediterránea era la "solución ideal a una situación de tirantez que existía", debido a que la compañía mantiene intereses tanto en esta naviera como en otra rival, Balearia. En todo caso, el Grupo Matutes "no comparte" la interpretación hecha por la SEPI de los acuerdos existentes, por lo que se replanteará este asunto y espera alcanzar una solución "en este mismo contexto".