Coyuntura

La confianza de los consumidores de EEUU se desploma en julio de forma inesperada

El índice de confianza de los consumidores estadounidenses cayó 6,9 puntos en julio, descendiendo hasta los 76,6 puntos, según ha anunciado hoy el instituto privado de coyuntura Conference Board. La cifra es mucho peor de lo esperado por los analistas que contaban con un aumento de 1,5 puntos. Bajaron también el índice de confianza en la situación futura de la economía de EEUU, desde 96,4 puntos a 86,4 puntos, y el indicador de confianza en la situación presente de la economía, de 64,2 a 61,9.

"El aumento del desempleo y la sensación de que una mejora en el mercado laboral no es algo inminente han contribuido al menor optimismo de los consumidores este mes", señaló Lynn Franco, analista del Conference Board. "Es de esperar que las expectativas sobre la economía permanezcan débiles hasta que el mercado laboral comience a dar señales más favorables", agregó la economista. El consumo de los estadounidenses explica dos tercios de la actividad económica de EEUU y de ahí la importancia del grado de confianza que se tenga en la economía.

Sorprendente

La caída del nivel de confianza de los consumidores está en contradicción con los últimos datos económicos, que parecían apuntar una mejora de la actividad tras varios meses de debilidad. La semana pasada, por primera vez en más de cinco meses, se informó de que el número de estadounidenses que pidieron los beneficios del desempleo cayeron de los 400.000, algo que, a juicio de los analistas, implica una estabilización en el mercado laboral. Esto, sumado a los datos de una disminución en el ritmo de despidos de las grandes empresas estadounidenses, podrían estar marcando las primeras señales de recuperación del mercado laboral, algo que los analistas esperan quede reflejado en los índices de confianza de los consumidores de agosto.