Nueva York

Wall Street retoma las pérdidas por la recogida de beneficios

La toma de beneficios en las últimas horas cambiaron la tendencia en las bolsas de Nueva York que, pese a mantener ganancias durante buena parte de la jornada por las cifras sobre el mercado laboral en EEUU. Así, el Dow Jones bajó 81,45 puntos, equivalentes al 0,89%, y cerró en 9.112,79, tras el alza de 35,79 enteros del miércoles. El Nasdaq perdió 18,12 puntos, o un 1,05%, y quedó en 1.701,06 enteros, tras el alza de 13,08 puntos de la sesión anterior.

Hoy se ha anunciado que el número de solicitudes de subsidio por desempleo bajó en EEUU la semana pasada en 29.000 y se situó en 386.000, la cifra mas baja desde la primera semana de enero. La economía, que creció un 2,4% en el 2002, tuvo durante el primer trimestre de este año un incremento del 1,4%, pero la mayoría de los economistas cree que ha habido un ritmo mayor de crecimiento en el segundo trimestre. A juicio de los expertos, cualquier cifra por encima de esta cota marca una tendencia de desaceleración en el mercado laboral, y de allí la importancia de los datos de hoy. En los últimos meses, y aunque la economía ha dado algunas señales de recuperación, la situación del mercado laboral ha continuado siendo muy complicada, y eso hacía temer un aumento de la desconfianza de los consumidores, en menor gasto y por consiguiente una menor actividad.

Además se han publicado diferentes resultados como los de AT&T , que anunció un beneficio en el segundo trimestre frente a una pérdida en el mismo período del año anterior. Los ingresos cayeron por una débil demanda y presión en materia de precios. Asimismo, la segunda petrolera del mundo, Royal Dutch Shell, anunció un crecimiento de un 51% en sus ganancias netas para el segundo trimestre, pero señaló que no continuará con su programa de recompra de acciones este año.

Por otra parte, los operadores dijeron que un indicador técnico utilizado para pronosticar posibles giros en el mercado cayó por debajo del nivel clave de 20, lo que condujo a una ola de compras, y después de ventas, ya que el indicador no pudo mantenerse por debajo de

esa lectura.