OPVs

Las salidas a Bolsa en Europa se reducen un 67% en el segundo trimestre

El miedo sigue instalado en los mercados a todos los niveles. El dinero escasea en la renta variable y las compañías tienen sus reservas a la hora de buscar financiación en las Bolsas. El resultado se resume en un dato: las OPV realizadas en Europa durante el segundo trimestre fueron un 67% inferiores a las efectuadas en el mismo periodo del año anterior, según un informe elaborado por PricewaterhouseCoopers (PwC).

Las 23 nuevas salidas a Bolsa efectuadas entre marzo y junio de este año alcanzaron un valor de 1.565 millones de euros, mientras que las 70 experimentadas entre los mismo meses de 2002 se elevaron hasta los 5.247 millones, lo que significa un descenso del 70%.

La mayoría de los analistas consideran que esta tendencia puede prolongarse por más tiempo, hasta que los mercados definan tendencias. En este momento, los inversores prefieren invertir en compañías tradicionales o más conservadoras que arriesgarse en lo desconocido, comentaba recientemente un experto del Sabadell.

El estudio de PwC, sin embargo, muestra algo de optimismo. En el segundo trimestre de 2003 se ha producido un incremento de OPV con respecto al primero. Concretamente se ha pasado de 14 a 23, lo que significa un aumento del 64%. El valor de las OPV también ha sufrido un importante salto en estos dos trimestres, al pasar de 74 millones entre enero y marzo a los 1.565 millones del segundo trimestre.

La mayor salida a Bolsa en Europa durante los últimos tres meses ha sido la de Northumbrian Water (Londres), con 545 millones de euros. Le siguen Red Eléctrica (417 millones); Hera (Milán), 381 millones, y Benfield (Londres), con 140 millones. Bank Austria y Yell, que no contabilizan en el primer semestre, presentaron en julio las dos últimas grandes ofertas de Europa. Londres ha sido la plaza más activa, con el 65% del total de las OPV realizadas en el año, aunque el valor se ha reducido a 767 millones.

Edmund Hodgeon, de PwC, cree que 'existen signos positivos que pueden dar la confianza necesaria a un buen número de empresas que tienen planificada desde hace tiempo su salida a Bolsa'.

Bank Austria y Yell mantienen sus cotizaciones a la baja

Las nuevas ofertas siguen sin calar. Bank Austria y Yell han sido las dos últimas compañías en salir al mercado europeo. Llevan cotizando 11 sesiones y 10, respectivamente. En este intervalo de tiempo las acciones de ambas no han sufrido grandes cambios. El banco ha caído un 3,44%, mientras que la empresa de páginas amarillas londinense lo ha hecho en un 0,08%. Bank Austria se estrenó con un recorte del 3,20%, mientras que Yell subió el 1,58%.

Yell ha sido la que mayor interés suscitó, puesto que ya intentó salir a Bolsa hace un año. En esta ocasión se ha visto obligada a incrementar la oferta un 22,13% debido a la fuerte demanda.