æscaron;ltima

Neuberger, el 'broker' que no vende (arte)

El centenario 'broker' y coleccionista de arte Roy Neuberger, que fundó Neuberger Berman en 1939, ha visto cómo su asesoría financiera se ha vendido por 2.319 millones

Roy Neuberger, que en 1939 fundó con su amigo Robert Berman la asesoría financiera Neuberger Berman, cumplió el lunes 100 años. Un día después se hacía pública la noticia de que la firma de inversiones de Wall Street Lehman Brothers compraba la compañía creada por Neuberger 63 años atrás, por 2.329 millones de euros.

Aunque se retiró de los ámbitos bursátiles en 1987 y se deshizo de sus acciones en la compañía hace cuatro años, Neuberger puede dar consejos a los jóvenes intermediarios. Y también a los coleccionistas de arte.

La lección, dice, que aprendió tras 74 años de comprar y vender acciones es usar siempre 'el sentido común'. Pero en cuestiones de arte subraya que él nunca vendería. 'Para mí sería un arte criminal. Compro arte porque amo la obra', aseguraba en una entrevista con la agencia Bloomberg realizada a principios de año.

A sus 100 años Roy Neuberger dice que tras 74 años vendiendo y comprando acciones la mejor lección es que hay que usar 'el sentido común'

Además de ser un reconocido hombre de negocios, el centenario Neuberger es también una de las figuras más destacables del coleccionismo estadounidense. A los 12 años había perdido a sus padres y fue criado por su hermana. En los años veinte del pasado siglo viajó a París atraído por las últimas tendencias artísticas y se quedó en la capital francesa cinco años, sufragados, en parte, por una herencia familiar de 30.000 dólares.

Antes del desplome bursátil de 1929 Neuberger estaba de vuelta en Nueva York trabajando como intermediario y con la idea de comprar cuadros de jóvenes artistas. Había descubierto que nunca 'sería un pintor de primer nivel. Pero descubrí que amaba el arte y tenía buen ojo para él', recuerda.

'Compró obras que no estaban reconocidas en los círculos de entonces, ni siquiera entre los miembros del mundo del arte. Ahora son maestros consagrados en los cánones del arte estadounidense', comenta Barbara Haskell, especialista en arte del Whitney Museum of American Art, que alberga 32 lienzos donados por Neuberger.

No todos valoraban ese buen ojo para el arte. Su primera adquisición fueron dos obras del pintor mexicano Peter Hurd, que realizó un retrato del presidente estadounidense Lyndon Johnson que éste se negó a colgar en la Casa Blanca asegurando que era 'lo más feo que he visto nunca'.

En 1950 compró por 800 dólares un lienzo que un artista había salpicado con pintura. El pintor era Jackson Pollock y el cuadro está actualmente valorado en 50 millones. Durante su vida ha adquirido cerca de 1.000 obras de las que no ha vendido una sola.

Hoy Neuberger tiene su propio museo, el Neuberger Museum de Purchase, en Nueva York. Allí se reunió con 350 invitados para celebrar esta semana su 100 cumpleaños.

De la venta de Neuberger Berman el primer beneficiado a sido su vicepresidente, Marvin Schwartz, que empezó a trabajar en la firma hace 42 años ganando 1,25 dólares la hora. Ahora recibirá 157 millones de euros.

Otro beneficiado es el ex presidente de la SEC, el órgano regulador del mercado en Estados Unidos, Arthur Levitt. Propietario de 6.096 acciones de Neuberger y miembro del consejo de directores de la empresa, recibirá cerca de 223.000 euros.