Adquisiciones

Enviroarc, Ultramar y Maessa son los finalistas para comprar Babcock

El grupo alemán Babcock Borsig ha reducido a la mitad la lista de aspirantes a la compra de su filial española, la antigua Babcock & Wilcox.

En el trío que sigue en la puja figuran los grupos Enviroarc, de Noruega; Maessa, filial de ACS, y Ultramar. Fuera de la operación de venta se han quedado Construcciones Navales del Odiel, cuya exclusión ha causado sorpresa en los ámbitos industriales del País Vasco, Euskal Management, que es la oferta de un grupo de empresarios vascos liderado por el abogado Daniel Salazar, y la austriaca ATB.

Fuentes de Borsig han justificado la selección citada porque Enviroarc y Maessa 'han presentado las mejores soluciones de futuro', que en su opinión valoran aspectos industriales, laborales y tecnológicos, citados en este orden. Ambas ofertas también incluyen la garantía de contratos de trabajo para Babcock, según las citadas fuentes.

Maessa, la filial de ACS que sólo se ha interesado por una parte de la industria vasca, sus filiales Isotron y Babcock Montajes, también se mantiene en la puja que ha organizado la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), después de la fallida privatización de la empresa vizcaína.

La decisión final sobre este segundo intento de venta de Babcock se producirá en la primera semana del próximo mes de septiembre. Borsig, que está en suspensión de pagos con un pasivo de 800 millones, asegura que su filial vasca cuenta con actividad.