Legislación

El Consejo de Estado censura las prisas por aprobar la Ley Presupuestaria

El Consejo de Estado mantiene en su dictamen, fechado el pasado día 10, que el Gobierno debe hacer un uso 'meditado y prudente' de las declaraciones de urgencia, en especial al tratarse de normas como la Ley Presupuestaria, de gran 'complejidad y envergadura', en la que echa en falta 'un mayor detalle' sobre 'las razones que la justifican, la protección de los diferentes intereses en juego y los objetivos que pretende conseguir'. Todo ello lleva al consejo a realizar una 'valoración negativa' de la tramitación seguida por el Ejecutivo. La paradoja es que el Gobierno opta por la vía de urgencia cuando en realidad el grueso de la norma afectará a los Presupuestos Generales del Estado de 2005.

Especial atención merece en el dictamen del consejo el informe de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Hacienda que acompaña al proyecto de ley. 'Es creciente el número de casos en que se advierte una mala práctica administrativa consistente en elaborar informes aparentemente rutinarios sin incluir análisis de fondo sobre el proyecto..., práctica que puede privar de esenciales elementos de juicio', mantiene el dictamen.

El consejo echa también en falta la opinión sobre el citado proyecto de ley de la Intervención General del Estado, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas y de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera.

Hacienda persigue con la Ley Presupuestaria ampliar el control que ejerce sobre los distintos ministerios a la hora de reorientar las inversiones y el gasto. La norma prevé la presupuestación por objetivos en partidas tan relevantes como las infraestructuras. Además otorga a los ministerios y organismos autónomos una mayor flexibilidad en la gestión del gasto que tengan asignado.

El informe del consejo cuestiona las competencias que concede el proyecto de ley a los presidentes y directores de organismos autónomos para aprobar determinadas modificaciones de crédito que afectan a sus propios presupuestos. En opinión del consejo, las explicaciones que ofrece Hacienda para justificar unas competencias que recaen sobre los ministros 'resultan a todas luces insuficientes'.

El consejo también mantiene que el proyecto deja sin resolver la técnica presupuestaria de los organismos autónomos comerciales.

Próximo trámite de la norma de Subvenciones

En los primeros días de septiembre vence el plazo del que disponen los partidos para enmendar la nueva ley que regulará las subvenciones públicas, a la que el Gobierno ha decidido aplicar también el trámite de urgencia. La oposición pedirá el próximo lunes su devolución al Ejecutivo. El PSOE defiende que ha de tener carácter orgánico porque reforma la ley de financiación de partidos.

Directiva europea para el seguro privado

La entrada en el Congreso de los Diputados de la nueva Ley del Seguro Privado ha coincidido con el fichaje por la patronal Unespa de la ex directora general de Seguros Pilar González de Frutos. Economía justifica el trámite de urgencia en que la normativa europea debe ser aplicada al sector en la actual legislatura. Los partidos disponen hasta el 2 de septiembre para enmendar su articulado.

Diálogo de sordos sobre la ley Tributaria

Contestada por la CEOE, por los inspectores fiscales y por los principales grupos de la oposición, la nueva Ley General Tributaria ha iniciado en el Congreso una carrera contrarreloj que se solapará con el debate de los Presupuestos Generales de 2004. Frente a las acusaciones de que incentivará el fraude, la opacidad y la conflictividad fiscal, Hacienda sostiene que combatirá estos extremos.

Razones para la vía de urgencia

Antes de que termine la legislatura sólo faltan de celebrar 13 plenos parlamentarios, incluido el previsto para debatir las enmiendas de totalidad a los Presupuestos de 2004. Esta es la razón principal que esgrime el Gobierno para apostar por la vía de urgencia en la tramitación de la mayoría de los proyectos de contenido económico que se debaten en el congreso. Esta vía reduce de cuatro meses a dos el plazo de su aprobación, algo que ha llevado al Grupo Socialista a hablar de 'estado de excepción parlamentario' por el estrecho margen de que dispone para confrontar posiciones con el Gobierno

En esta carrera contrarreloj emprendida por el vicepresidente Rodrigo Rato y el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, han quedado afectados media docena de proyectos de ley de contenido económico.

Para justificar la urgencia de la Ley Presupuestaria, Hacienda alega la consolidación del Estado autonómico, la condición de España como miembro de la UE, la promulgación en 1997 de la ley de Organización y Funcionamiento de la Administración del Estado y la norma de estabilidad presupuestaria, aprobada hace 19 meses.

Paliar el retraso en la de Morosidad

El Gobierno ha imprimido carácter de urgencia en el trámite parlamentario al proyecto de ley destinado a luchar contra la morosidad en las operaciones comerciales. Su estudio en Consejo de Ministros llevó un retraso de siete meses respecto a la fecha fijada por la Unión Europea para homologar las normas sobre morosidad. El plazo de enmiendas al articulado finaliza el 2 de septiembre.