Medios de comunicación

Prisa reorientará sus negocios en Bolivia tras romper con Garáfulic

El grupo Prisa tiene intención de reorientar sus inversiones en Bolivia una vez se resuelvan favorablemente los contenciosos que mantiene con grupo Garáfulic acerca del principal consorcio de comunicación de ese país. En una subasta notarial celebrada ayer en Madrid, el grupo Garáfulic perdió la propiedad de su participación en el principal periódico de Bolivia, el diario La Razón.

Las inversiones de Prisa en Bolivia comenzaron en 2000, cuando se tomaron participaciones en las sociedades propietarias de una serie de medios de prensa (el principal de los cuales es La Razón), una cadena de televisión (ATB) y un portal de Internet. La inversión ascendió a 10 millones de dólares, de los que tres millones se abonaron a la familia Garáfulic y otros siete a las compañías en concepto de aportación de capital.

Garáfulic garantizó a Prisa una rentabilidad mínima anual del 10% de su inversión y reconoció un derecho de salida consistente en la obligación de Garáfulic de comprar las acciones de Prisa por un precio no inferior a la inversión más los intereses.

PRISA 0,38 -1,92%

Para facilitar la financiación de las sociedades compartidas, Prisa afianzó en 2001 tres préstamos concedidos a las mismas por un importe agregado de 11,5 millones de dólares. Como contragarantía por el valor del 50% de dicha deuda bancaria, que correspondía al Garáfulic, éste pignoró a favor de Prisa el 23% de las acciones del holding de prensa y el 34% del holding de televisión. En junio, Prisa hubo de hacer frente al pago de 9,5 millones de dólares de ese préstamo y puso en marcha la ejecución de la prenda.

Tras las pérdidas de 2000 y 2001, Prisa asumió la gestión en 2002, descubriendo importantes pasivos ocultos, principalmente la desviación de fondos por 2,15 millones de dólares a sociedades patrimoniales de Garáfulic.

Prisa, pese a las numerosas obstrucciones que Garáfulic plantea ante las autoridades bolivianas, confía en la viabilidad de las sociedades, al amparo de los convenios entre Bolivia y España.