Informe

El sector de las telecomunicaciones perdió casi 4.400 millones en 2002

Los operadores de telecomunicaciones registraron el pasado año unas pérdidas de 4.398 millones de euros, según recoge el informe anual de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). El presidente de organismo, Carlos Bustelo advirtió asimismo que "no parece haber finalizado el proceso de ajuste, iniciado en el último trimestre de 2000", y de que el pasado año el sector mostró una tendencia al estancamiento en sus cifras de tráfico e ingresos.

Los operadores de telefonía móvil y fija, cable y servicios telemáticos obtuvieron un resultado neto de explotación conjunto de 5.237 millones de euros, un 37,2% más que en el ejercicio anterior. La facturación del sector se incrementó un 11,9%, hasta alcanzar los 31.584 millones de euros, cifra que representa el 4,6% del PIB. De la cifra total de negocio, el 60,1% correspondió al Grupo Telefónica, el 10,6% a Vodafone y el 9,8% al grupo Auna.

Por segmentos de actividad, la telefonía fija concentró el 43,6% de la facturación total, 4,4 puntos porcentuales menos que en 2001, seguida de la móvil, con el 39,1% y un aumento de su peso en los ingresos del sector de 3,6 puntos. Bustelo explicó que 2002 fue un año de "transición" en las telecomunicaciones y, pronosticó que, "si las cosas no se complican", el sector va a "tender a ir a mejor".

Según el citado informe, a cuya presentación asistieron también los conselleiros de Industria, Juan Rodríguez Yuste, y de Cultura, Jesús Pérez Varela, el volumen de facturación de los operadores de telefonía fija experimentó un crecimiento del 1,7 %, mientras que los ingresos totales por servicios finales de telefonía fija disminuyeron un 2%.

En 2002 continuó la reducción del empleo en el sector de las telecomunicaciones, que el año pasado ocupaba trabajaron a 89.605 personas, lo que frente a las 94.394 del ejercicio anterior, supone una caída del 5,1%. El sector invirtió 5.556 millones de euros, el 32,2% menos que en 2001, caída que se elevó al 39% en el caso de las operadoras de telefonía móvil.

Respecto a los ajustes en el sector, el informe indica que en España se vivió un proceso similar al internacional, aunque de menor intensidad, gracias al menor endeudamiento relativo de los operadores, un menor peso de los productos y servicios de telecomunicaciones en el PIB y una mejor coyuntura económica.

El sector completó en 2002 su segundo ejercicio consecutivo de desaceleración, en el que la característica esencial fue la puesta en marcha de planes de ajuste orientados a reducir la deuda o rebajar costes.

El tráfico de acceso a Internet de banda ancha creció un 7%, frente al 58% del año anterior.