Tabaco

Altadis se juega hoy en Italia un puesto entre las multinacionales del tabaco

Las filtraciones más o menos interesadas que se han difundido respecto al nivel de precios en el que se situará la puja establecen que se situará en el entorno de los 1.500 millones. De hecho, fuentes conocedoras del proceso aseguran que la oferta no vinculante que presentó en su día la multinacional británica BAT, se elevó hasta 1.400 millones. Fuentes de Altadis declinaron ayer hacer cualquier comentario sobre el precio que podrían alcanzar las ofertas.

El ganador de la puja pasará a controlar la primera empresa tabacalera italiana y una cuota de mercado del 26% en el país, considerado como el segundo mercado europeo del tabaco.

Según ha asegurado el Ministerio de Economía italiano, responsable del proceso de venta, si al abrir hoy los sobres que contienen las ofertas se comprueba que la diferencia de la cantidad ofrecida por los contendientes no supera los 10 millones de euros, se procederá a una nueva puja, con una hora de diferencia, que podrá repetirse si las nuevas ofertas son iguales. Asimismo, se ha reservado la potestad de anular el concurso en el caso de que considere que las propuestas económicas no son adecuadas, con lo que acudiría directamente al mercado con la cotización en Bolsa.

Las autoridades italianas esperan conseguir con esta venta al menos 1.400 millones. Y los analistas estiman que efectivamente es una valoración ajustada, ya que, además del componente puramente industrial, ETI controla el mercado de distribución del tabaco en Italia a través de su filia Etinera, responsable de la comercialización a los estancos de todas las marcas de las empresas presentes en Italia.

Altadis acude a la puja asociada con el fondo de inversión italiana Equinox y con el grupo italiano Federazione Tabaccai Associati, entidad que agrupa los intereses de los estanqueros italianos. La compañía, copresidida por Pablo Isla y Jean-Dominique Comollí, compite con el consorcio integrado por British American Tobacco (BAT) y Franco Bernabé y con el grupo íntegramente italiano Imprenditori Associati.

Este último consorcio, que reúne a conocidos empresarios como Luca Cordero di Montezemolo, Diego della Valle y Benetton, ha perdido en el último tramo del concurso varios apoyos financieros pero los expertos estiman que presentará una oferta por 1.750 millones.

Philip Morris, el árbitro en la sombra

A pesar de la aparente debilidad que muestra la oferta aglutinada en el consorcio Imprenditori Associati, es la única que cuenta ya con el apoyo de la multinacional Philip Morris.

La filial de Altria está condicionando todo el proceso de subasta, dado que la valoración objetiva de ETI no es igual teniendo en cuenta los acuerdos de fabricación de las marcas de Philip Morris para el mercado italiano que sin ellos.

De hecho, los analistas estiman que es muy difícil que Philip Morris decida mantener los contratos que actualmente la unen a ETI si finalmente es BAT quien se hace con la compañía, dada la extrema competencia con la que ambas se enfrentan en todo el mundo. Por contra, los analistas no ven problema alguno para que esos contratos se mantengan si es finalmente Altadis quien gana, ya que en España mantiene acuerdos similares desde hace años.

En todo caso, ocurra lo que ocurra hoy en Italia, el proceso de consolidación del sector tabacalero mundial tiene una nueva cita a la vuelta del verano. El próximo mes de septiembre está previsto que el Gobierno turco ponga en marcha la venta de su monopolio tabacalero Terkel, por el que por ahora también se ha interesado el grupo Altadis, además de Japan Tobacco.