Brasil

'Va a ser muy díficil que el Congreso pueda aprobar la reforma de las pensiones'

Al contrario de lo que opina la mayor parte de los políticos, empresarios y periodistas de Brasil, el secretario de Estado de Economía Solidaria, Paul Singer, no cree que su Gobierno pueda lograr que el Congreso apruebe la reforma de las pensiones sin cambios importantes.

Invitado a Madrid para participar de un encuentro organizado por la Unión Madrileña de Cooperativas de Trabajo Asociado, este hijo de emigrantes austriacos y cofundador del Partido de los Trabajadores (PT) dejó en claro sus serias diferencias con la política económica del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

A su juicio, la ley de pensiones 'va a ser muy difícil (de aprobar en el Congreso), pues hay mucha gente que está en contra. Además, Singer recuerda que la Corte Suprema de Justicia aún tiene que expresarse sobre el proyecto de ley que impone un techo de 10 sueldos mínimos y una retención del 11% sobre las pensiones actuales de los funcionarios. 'Dudo que los jueces den el visto bueno a recortes en sus propias pensiones', señala.

A los 71 años, este militante cooperativista piensa que hubiera sido mejor practicar una política de mayor intervención estatal en la economía. 'El PT casi siempre se ha opuesto a todas las privatizaciones. Sé que no podemos dar marcha atrás y que no hay margen político para renacionalizar, pero yo estaría a favor', afirma Singer. En su opinión, los servicios privatizados 'ahora son mucho más caros.

La única diferencia es que ahora es mucho más barato contratar el servicio, sea electricidad, una línea de teléfono o un servicio de telefonía celular. Pero la factura que viene después para cobrar los servicios prestados ya es mucho más elevada', asegura.

En esta misma línea de pensamiento, el secretario de Economía Solidaria, titulado por las Universidades de São Paulo y Princeton, cree que hay que potenciar el Mercosur antes que el ALCA. 'Seguro que la elección de (Néstor) Kirchner como presidente de Argentina, que está en completa sintonía con Lula, va a ayudar. Nuestro modelo es la Unión Europea y ya se está hablando de una unión no sólo económica, sino también monetaria', concluye.