Fiscalidad

Bruselas exige a Alemania que equipare el trato fiscal de los fondos extranjeros

La Comisión Europea decidió ayer dirigir sendas peticiones oficiales a Alemania y Austria para que acaben con el trato fiscal discriminatorio de los fondos de inversión extranjeros, que tienen más dificultades de comercializar sus servicios en estos dos países.

El Ejecutivo de Bruselas considera que ciertas disposiciones fiscales en estos dos países son contrarias a las reglas comunitarias en materia de libre circulación de servicios y de capitales. En el caso de Alemania, tributan sólo la mitad de los beneficios procedentes de los fondos de inversión alemanes, contrariamente a lo que ocurre con los beneficios de los fondos de inversión extranjeros, que tributan íntegramente.

Lo mismo ocurre en Austria, donde los beneficios procedentes de los fondos de inversión nacionales son menos gravados que los procedentes de los extranjeros. Las peticiones oficiales constituyen 'dictámenes motivados', la segunda etapa del procedimiento de infracción. Si no hay respuesta satisfactoria en dos meses, la Comisión podrá denunciar a estos países ante el Tribunal de Justicia.