Compras

El SCH paga a Royal 90 millones por el 12,7% de su filial Santander Portugal

El Santander Central Hispano sigue llevando a la práctica su política de ampliar al máximo las participaciones de sus filiales en todo el mundo.

Ayer anunció en un comunicado que se ha hecho con el 12,74% de Banco Santander Portugal, una participación hasta ahora en manos del Royal Bank of Scotland, su principal socio estratégico. La operación se ha formalizado al ejercitar una opción de compra, con un desembolso de 90,16 millones de euros.

Tras la adquisición, el grupo pasa a controlar el 97,68% del Banco Santander de Portugal, una de las tres marcas con las que el grupo que preside Emilio Botín opera en Portugal, enfocada al segmento de la clientela más urbana y de renta alta.

SANTANDER 3,10 0,49%

El SCH, que engloba todos los negocios en aquel país bajo Totta, mantiene allí una estrategia multimarca que le ha permitido situarse como el tercero del sistema financiero portugués, con una cuota de mercado del 10%.

Desarrolla su actividad, por tanto, a través de tres marcas en banca comercial -Totta, Credito Predial Portugués y Santander Portugal-, pero también está presente en banca de inversión como Banco Santander de Negocios.

Mientras Totta es la entidad de referencia en banca universal, Credito Predial se especializa en la captación de clientes a través de productos hipotecarios y Santander Portugal se enfoca al segmento más alto de la clientela, con presencia fundamentalmente en los centros urbanos más grandes como Lisboa y Oporto.

En la actividad de seguros, el grupo Totta se ha situado en el cuarto lugar entre las aseguradores del ramo de vida, con una cuota de mercado en nuevas contrataciones del 14,7% en 2002, con lo que duplica la participación que tenía en el ejercicio anterior.

La presencia del grupo en el país vecino se completa con su actividad de banca de inversión, donde la sociedad de valores ocupa la segunda posición del ranking Euronext/Lisboa, con una cuota de mercado del 15,9%.

En su conjunto, la red en Portugal está compuesta por 659 oficinas y una plantilla de más de 7.000 personas, aunque también allí se han sufrido recortes para mejorar la eficiencia.

En 2002 el grupo Santander obtuvo un beneficio atribuido de 223,1 millones de euros en Portugal, con un aumento del 16,8% con respecto a un año antes. Su estrategia multimarca y de segmentación de clientes y su focalización en productos como hipotecas y fondos de inversión ha permitido al grupo seguir arañando cuotas de mercado y disponer ya del 11,7% del mercado hipotecario portugués, del 17,4% en fondos de inversión y del 15,9% en intermediación bursátil.

Además de sus filiales, el Santander Central Hispano tiene presencia en Portugal a través de la participación que su cabecera Totta tiene en el capital del banco BPI, la quinta entidad del país.

Posición en BPI

El pasado mes de abril, el Totta anunció que posee ya una participación del 8,21% del capital del banco luso, una participación valorada en 64,38 millones de euros.

En febrero el BPI reveló que el Totta poseía ya el 11,9% de su capital, lo que dio pie a numerosas especulaciones acerca de si el grupo de Botín estaría considerando la posibilidad de lanzar una oferta por el banco, aunque éste ha manifestado que no existe interés ni estratégico ni financiero por el banco de Oporto. Por eso vendió en abril un 3,7% al conglomerado empresarial luso Sonae.