Opa

Hesperia quiere nombrar tres consejeros en NH tras la opa

Hesperia debe hacer frente a una serie de compromisos como garantía ante un posible endeudamiento con Banesto en el caso de que tenga que pagar la oferta hostil que lanzó sobre el 26,1% de NH. Si ésta llegara a prosperar, Hesperia se compromete a no repartir dividendo a sus accionistas para garantizar liquidez.

Sin embargo, la cadena catalana votaría a favor de la distribución de beneficios en NH y entre sus accionistas, en el caso de que el negocio y la estrategia de crecimiento lo requiera. NH lleva tres años consecutivos sin repartir dividendo, lo que ha provocado numerosas protestas de accionistas en las últimas juntas.

Hesperia, además, prevé entrar en el consejo de la cadena en proporción de lo que le corresponda por su participación en el capital. Dado que el número actual de miembros de NH se encuentra fijado en 14 miembros, el límite de consejeros que puede aportar Hesperia sería de tres, en el caso de que la opa llegue a buen puerto.

NH HOTELES 3,29 1,54%

Hesperia piensa hipotecar tres de sus establecimientos que tiene en propiedad (el Hesperia de Madrid, el Villamil de Palma de Mallorca y el Apartotel de Sant Joan de Barcelona) como garantía para pagar parte de la deuda destinada a financiar una futura operación sobre NH. Pero, además, debe someterse al consentimiento del banco que le concede el crédito a la hora de decidir otra nueva opa o en cualquier otra circunstancia que pueda variar el accionariado de NH.

En la declaración de intenciones en el caso de un futuro endeudamiento, Hesperia no deberá permitir que otras sociedades de su grupo obtenga otra financiación paralela ni tampoco que las mismas den avales ni garantías a terceros. Tampoco la reciente oferta presentada por Hesperia sobre NH debe condicionarse a la obligación o compromiso de fusionarse con NH, según la información ofrecida a la CNMV.

Si la oferta de Hesperia, aprobada por la CNMV la pasada semana llegara a producirse, el grupo catalán controlado por cuatro familias, debería pagar 258,9 millones de euros. Para financiar el 23,9% de la oferta, Hesperia acudirá a sus recursos propios, por un lado, y recurrirá a una ampliación de capital por 29,2 millones, por el otro.

Para el resto de la financiación, el 76,1%, Hesperia recurrirá a un nuevo endeudamiento concertado con Banesto por 197 millones de euros. Hesperia aportará también en prenda a Banesto las acciones de NH Hoteles que adquiera a través de la opa. El consejo de NH decidirá esta semana si acepta o no la opa, aunque tratará de bloquearla.

Cuatro familias se reparten el negocio

La actividad hotelera de Hesperia tiene sus orígenes en el negocio de la construcción de la capital catalana. El grupo familiar Castro es la compañía más visible de una extensa telaraña de compañías, ya que controla el 57,31% del capital social. Precisamente es su accionista mayoritario, el constructor José Antonio Castro Sousa, el que lleva el timón de la red hotelera. Fundada en 1971, Hesperia ha vivido algunos cambios en estos años. El más importante en 1994, cuando dos familias salieron del capital por discrepancias (Sansalvado y Salvador) y la compañía Urvasco. En 1997, la compañía fichó en NH a Javier Ila, su actual consejero delegado, quien desde entonces es la figura visible. Ahora el negocio se lo reparten cuatro familias (Castro, Sagué, Melchor Olivella y Mora Giner). La cadena cuenta con 39 establecimientos hoteleros, de los cuales 24 son en propiedad, 13 en alquiler y dos en gestión. El pasado año, la compañía obtuvo unos ingresos de 114,8 millones de euros, un 14% más que en 2002. El resultado neto consolidado se situó en 4,1 millones de euros. El endeudamiento de la compañía fue de 169 millones y de activos, 437 millones.